Publicidad!

Prácticamente paralizado se encuentra el gremio de profesionales en bioanálisis, en virtud de las altas fallas de reactivos en insumos para la realización de pruebas médicas a todos los niveles, situación similar tanto en el sector público como privado, según lo expresó Carmen Figueroa, presidenta del Colegio de Bioanalistas de Nueva Esparta.

Indicó que debido a que en los últimos años el Gobierno no facilita las divisas a las casas distribuidoras de los insumos que, a su vez los importan, cada día se hace más difícil ejercer esa profesión, hasta el punto que alrededor del 20% de los laboratorios clínicos de la entidad insular se han visto obligados a cerrar sus puertas.

Aseguró que muchos han tenido que pasar, además, por la dolorosa situación de despedir al personal y abandonar el país buscando mejores rumbos en el exterior, mientras que unos pocos quedan haciendo esfuerzos para mantenerse activos.

Figueroa lamentó que corra riesgo la vida de muchos pacientes por no poder realizarse las pruebas de laboratorio, por la ausencia casi absoluta de reactivos e insumos para que puedan practicárselas.

Enfatizó que la falta de esos insumos, tanto en los laboratorios públicos como privados de la región insular, se sitúa en alrededor del 90%, lo que evidencia una grave crisis en ese sector de la salud.

“Es triste ver cómo profesionales que se han formado en las mejores universidades del país tengan que dejarlo para probar suerte en otros países, mientras forzosamente dejan sin atención a los venezolanos”, acotó la gremialista.

Figueroa deploró que mientras se niegan las divisas para que las casas proveedoras adquieran y distribuyan los suministros, se empeñe en importar reactivos y otros insumos sin ningún control de calidad, ya que ni siquiera son supervisados por el Ministerio para la Salud.

Enfatizó que tienen muchas dudas de la calidad y efectividad de los reactivos, con los cuales no se garantiza la exactitud de los resultados.

Subrayó por otra parte, que la situación es de tal magnitud, que además de no haber a disposición nuevos equipos y que si los hubieren tendrían costos muy elevados para ellos, tampoco hay en el mercado los repuestos necesarios para reparar o refaccionar los actuales.

Dexcy Guédez
[email protected]

Publicidad!