Gustavo Villasmil Prieto, médico cirujano, especialista en medicina interna, afirmó que este 2016 cerrará con más de 200 mil casos de malaria, cuando en el 2015 se registraron al menos 136 mil casos.

Lamentó la situación y responsabilizó al Estado de la mala gestión en salud pública, pues Venezuela fue “el país que le enseñó al mundo cómo controlar la malaria”.

De acuerdo a su criterio, el Estado no ha aplicado las políticas adecuadas en materia de sanidad y que han favorecido las iniciativas de “hospitales vitrinas”, como el Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano, el cual reconoce que funciona y resuelve casos de un porcentaje pequeño de la población venezolana, sin embargo, no es un sistema que se repita en el resto de los centros de salud del país, donde se encuentran situaciones críticas en la atención médica por falta de insumos y medicamentos, que atentan contra la salubridad.

“¿En qué medida incide esa acción sanitaria en los grandes números de la salud en Venezuela?”, cuestionó en una entrevista con Carlos Croes en Televen, al afirmar que las inversiones en el resto de centros de salud no se hicieron porque se requería un hospital vitrina para propaganda del Ejecutivo.
Redacción
[email protected]