Cerca de cinco mil familias deben limitar el uso del líquido a labores esenciales, ante las fallas en el plan de contingencia del ayuntamiento



A los continuos apagones evidenciados en diversas comunidades populares, numerosos habitantes del municipio Santa Ana también suman una severa crisis hídrica registrada desde hace ya 70 días, la cual los obliga a restringir al máximo el uso del agua disponible en sus hogares.

Tal situación afecta a poco más de cinco mil familias residenciadas en 30 de los 42 sectores de esta localidad, cuyos integrantes reciclan el líquido proveniente de las últimas precipitaciones, como mecanismo para abastecerse con el preciado mineral.

“Zonas como La Palencia, Macondo, Casco Central, Orocopiche I y II, La Cruz de la Paloma, Lechozal, Las Flores, La Manga o La Montañita, entre muchas otras, dependen exclusivamente de camiones cisternas particulares que suelen cobrar hasta 500 bolívares por cada tambor, pues el plan de abastecimiento gratuito impulsado desde el ayuntamiento parafinero no se cumple como es debido”, señaló el exconcejal Víctor Suárez.

Mientras realizaba un recorrido por dichos sectores, Suárez manifestó que “adicionalmente, los conductores de las unidades privadas condicionan la venta a un número determinado de envases, perjudicando con ello a decenas de personas que no cuentan con los cinco mil bolívares solicitados para llenar un tanque de mediana capacidad”.

“Cientos de santaneros cocinan o incluso toman agua de lluvia recolectada en recipientes de todo tipo, ya que tampoco pueden darse el lujo de comprar un botellón de 20 litros, el cual se vende a 450 bolívares y apenas dura dos o tres días”.

Suárez comentó, además, que “en reiteradas ocasiones hemos puesto la queja ante la alcaldía, Hidrocaribe y Corpoelec, sin obtener respuestas favorables para este problema, siendo necesario gestionar soluciones urgentes a fin de evitar que esa crisis se extienda aún más”.

Versión oficial

Por su parte, Dexsy Herrera, director general del ayuntamiento parafinero, destacó que “por instrucciones del alcalde Alí Muñoz hemos implementado un plan especial de suministro a través de cisternas en todas las áreas urbanas y rurales perjudicadas por esta emergencia”.

El funcionario reiteró que “esa falla es originada por varios apagones ocurridos hace poco en la Planta de Rebombeo de Aragua, los que están siendo corregidos por técnicos de Corpoelec”.

Más quejas

Vecinos de la calle Amalia Guevara, ubicada en el Casco Central de Santa Ana, resaltaron que las interrupciones de energía eléctrica ocurridas hace poco dañaron todo tipo de enseres electrodomésticos.

“Varias neveras, televisores, computadoras e incluso cavas refrigeradoras quedaron inservibles tras esos apagones, sin que hasta ahora organismos como la alcaldía o Corpoelec asuman la responsabilidad por nuestras pérdidas”, comentó el obrero Henrique Carmona.

Carlos Pirela
[email protected]