Publicidad!

Para finales del año 2016, el estado Nueva Esparta se ubicaba en el noveno lugar a nivel nacional con mayor tasa de mortalidad infantil, mientras que las proyecciones de este año, muestran el incremento de esta cifra a 23,5 muertes en menores de un año por cada mil que nacieron vivos.

Germán Rojas Loyola, Secretario de Información y Difusión de la Junta Directiva Central de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, explicó que de allí se desprende que cada 36 horas falleció un neonato y que se calculan en total 180 decesos aproximadamente, durante todo 2017.

Detalló que los niños entre un mes y menos de un año de edad, fueron víctimas de infecciones respiratorias, del sistema nervioso y gastrointestinales asociadas a desnutrición, lo que trajo como consecuencia el incremento importante de muertes en relación al 2016.

Rojas especificó que de cada diez niños que fueron ingresados en el hospital Luis Ortega, único centro de referencia de la entidad, al menos tres presentaron afectación de su estado nutricional con déficit de peso y talla para su edad.

Destacó que los testimonios recogidos de las madres afectadas por las muertes de los niños, coinciden en que no pudieron cumplir con una dieta complementaria adecuada a sus hijos, por no conseguir los insumos o no poder adquirirlos.

En vista de eso, han tenido que recurrir a prácticas alimentarias erradas que han producido daño y los han colocado en riesgo de enfermedades asociadas por una mala nutrición.

Vacunación en retroceso

El directivo de la Svpp, apuntó además, que el programa de vacunación del Ministerio para la Salud, experimentó un retroceso de más de 10 años, cuando se dejó de colocar inmunizaciones contra neumococo y rotavirus.

“Esto y una baja cobertura vacunal ha traído como consecuencia la aparición de enfermedades tales como meningitis, neumonías complicadas y cuadros diarreícos con deshidratación, que han cobrado la vida de lactantes neoespartanos.

Reiteró que la crisis humanitaria también afectó este año la entidad insular y en consecuencia, se evidenció el resurgimiento de enfermedades como el paludismo con más de 200 casos diagnosticados, incluyendo a embarazadas y niños.

Igualmente reapareció la Leishmaniasis visceral con más de 12 casos y difteria con tres casos probables fallecidos, a lo cual se suma el repunte de los casos de desnutrición aguda global infantil, calculada en el 11% de los todos los niños menores de cinco años y que representa el 30% de los niños de estas edades que son hospitalizados en esta entidad.

Rojas Loyola acotó que de cada 100 niños que consultan en las emergencias de la red pública, el 45% lo hace por cuadros respiratorios, 35% por cuadros diarreicos, 15% por infecciones de piel y 5% por varias causas.

Sin medicamentos

El directivo nacional de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, ratificó que el déficit de medicamentos para el cierre del año, ronda el 90% en promedio de todas las farmacias. Alertó que el “bachaqueo” de los mismos y el alto costo de los fármacos importados, hace que sea imposible para muchas familias poder cumplir con los tratamientos indicados.

Redacción El Norte
Publicidad!