Publicidad!

El 2 de marzo de 1811 se instaló en Caracas el primer Congreso de Venezuela

El 19 de abril de 1810 se gestaron los primeros pasos que dieron como resultado el alcance de la justa independentista, que buscaba el ejército patriota, a cargo de El Libertador Simón Bolívar, y que vio luz el 5 de Julio de 1811.

Lo que inició ese día como un movimiento autonomista por parte del cabildo de Caracas, pero que guardaba fidelidad al rey Fernando VII; en 1811 no solo superó el ámbito de la provincia de Caracas al sumarse otras provincias, sino que implicó la ruptura definitiva con el nexo colonial español.

Pese a que la Independencia fue declarada el día 5, el acta fue redactada en el transcurso del siguiente día, aprobada el día 7 por el Congreso y presentada el día 8 al Poder Ejecutivo. Cortesía

Historia
El 2 de marzo de 1811 se instaló en Caracas el primer Congreso de Venezuela, contando con el apoyo y la presencia de representantes de las provincias de Caracas, Cumaná, Barinas, Margarita, Mérida, Barcelona y Trujillo.

Cabe destacar que estas provincias conformaban la Confederación Americana de Venezuela en el Continente Meridional, y su participación se vio reconocida al simbolizarlas en las siete estrellas que anteriormente se encontraban dispuestas en la franja azul de la bandera de Venezuela.

No obstante, los historiadores señalan que las provincias de Guayana, Coro y Maracaibo quedaron excluidas de ese congreso, por encontrarse bajo el dominio del yugo español, según reseña el portal web Venezuelatuya.com.

La instalación de esa reunión se realizó en la casa del conde San Javier (hoy esquina de El Conde) en la capital venezolana, con asistencia de la Junta Suprema.

Luego de elegir un presidente provisional del Congreso, precedidos por los miembros de la Junta a la catedral de Caracas, donde el arzobispo Narciso Coll y Pratt ofició la misa y después del evangelio los diputados prestaron juramento.

“¿Juráis a Dios por los santos evangelios qué vais a tocar, y prometéis a la patria conservar y defender sus derechos y los del señor don Fernando VII, sin la menor relación o influjo con la Francia; independientes de toda forma de gobierno de la península de España; y sin otra representación que la que reside en el Congreso General de Venezuela; oponeros a toda dominación que pretendiera ejercer soberanía en estos países, o impedir su absoluta y legítima independencia cuando la Confederación de sus Provincias la juzgue conveniente…?”, rezaba aquel juramento que los patriotas hicieran en el marco de la búsqueda de la independencia de la tierra de Bolívar.

Propósito
Con este juramento la Iglesia católica buscaba dejar en claro su rechazo a la influencia de la Revolución Francesa, en el proceso independentista venezolano (y en toda Hispanoamérica) dado su marcado carácter anticlerical.

Además de esto destaca la mención a la forma federativa (Confederación) de la Constitución Política, lo cual formará parte del intenso debate centralismo-federalismo que se llevará a cabo durante el Congreso, y que dominará todo el siglo XIX.

De igual forma intentaba dejar en claro que el propósito de este Congreso era alcanzar la independencia absoluta de Venezuela, la cual debía ser protegida de España y el resto de las potencias europeas.

Con el transcurrir de las sesiones el proyecto independentista ganó partidarios, entre los que destacan Fernando Peñalver, Juan Germán Roscio, Francisco de Miranda y Francisco Javier Yánez.

El desenlace
La mañana del 5 de julio fue decisiva para los que buscaban la liberación absoluta de Venezuela de cualquier colonia, es así como en horas de la tarde se procedió a votar, y luego del conteo, el presidente del Congreso Juan Antonio Rodríguez Domínguez, anunció solemnemente a las tres de la tarde, que quedaba proclamada la Independencia.

Según testimonios de la época, luego de la proclamación se vivieron momentos de intensa emoción.

Una manifestación espontánea, a la cabeza de la cual figuraba Francisco de Miranda, acompañado por miembros de la Sociedad Patriótica y del pueblo, recorrió las calles de la ciudad, ondeando banderas y gritando consignas acerca de la libertad.

Extraviada

El 5 de julio se acordó redactar un documento, cuya elaboración fue encomendada al diputado Juan Germán Roscio y al secretario del Congreso, Francisco Isnardi. Pero el pergamino original se extravió durante la guerra de emancipación. Sin embargo, el texto auténtico del Acta de la Independencia se conoce perfectamente gracias a su reproducción en El Publicista de Venezuela y la Gaceta de Caracas del día 16 de ese mes.

Publicidad!