Publicidad!

Niños y personas de la tercera edad están padeciendo problemas intestinales por el mal estado del agua

Sucia, con charco y con mal olor llega el agua en residencias Santa Eulalia, sector Boyacá II, en Barcelona. Así lo denunció Alexia Ruiz, residente del lugar.

Según un vigilante, cuyo nombre no precisó, en la comunidad hay cuatro conjuntos residenciales (Araura, Unare, Neverí y Morichal) que diariamente tienen fallas con el suministro de agua.

Además de las fallas en la distribución del líquido, existe un reclamo por parte de los habitantes por el aspecto turbio con que llega.

“Los niños, personas de la tercera edad y discapacitados, están padeciendo problemas intestinales debido al mal estado del agua”, refirió Ruiz, quien también hizo énfasis en todas las veces que han llamado a la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) y no han atendido sus denuncias.

La moradora Eleinys Viera contó que no llega suficiente agua para cumplir sus labores en el hogar. Cuenta con un tanque que adquirió hace varios años, que le ha permitido almacenar el recurso hídrico.

El botellón de agua, agregó Viera, le cuesta entre Bs. 300 y Bs. 500, según donde lo compre.

“Una familia, por necesidad, tiene que invertir parte de su presupuesto en adquirir agua”, acotó.

Un habitante de la urbanización Fundación Mendoza, quien tampoco se identificó, expresó que dos veces al día tiene que lavar el filtro porque llega con barro.

Atendiendo el llamado

La alcaldía de Bolívar activó un plan de distribución de agua por camiones cisternas para atender las comunidades de la jurisdicción. “Hemos suministrado a través de camiones cisternas más de 330 mil de litros de agua en las zonas que más han reportado fallas”, explicó el presidente de la Corporación de Servicios Públicos, Ronald Padrino.

Lucelys A. Rodríguez/ECS
[email protected]

Publicidad!