Venezuela buscará la primera final de su historia en un torneo de la FIFA y cristalizar el augurio de la estelar Deyna Castellanos con el gol más importante y bonito de toda su carrera


A Deyna Castellanos no le interesan los registros individuales, ni los diplomas a la mejor jugadora del partido. A la goleadora solo le interesa cumplir su sueño y alzar la copa con la selección de Venezuela, que hoy se mide a Corea del Norte, último obstáculo para cristalizar ese anhelo y alcanzar la final en el Mundial de fútbol femenino sub17 Jordania 2016.

La estrella vinotinto, colíder artillera de la cita junto a la española Lorena Navarro, acumula cinco de los siete goles que ha marcado su combinado en cuatro presentaciones y ha sido factor clave de la gesta suramericana, por segundo torneo seguido, tras llegar a otra semifinal.

Castellanos, luego de la sorpresiva y emotiva diana para la victoria agónica sobre Camerún en al ronad de grupos, auguró que “el (gol) más lindo y el más importante es el que voy a marcar en la final…”.

Entre las semifinalistas en Jordania, sólo Venezuela desconoce la adrenalina de una final y lo podrá probar si sale airosa de su llave contra las norcoreanas en el estadio Rey Abdullah, donde despacharon a Canadá para sellar su pase a cuartos. A segunda hora, España busca tomar revancha de la final de Costa Rica 2014 frente a Japón y buscar su primer título mundial de la categoría.

Las venezolanas, bajo el mando del panameño Kenneth Zseremeta, superaron con autoridad a una de las candidatas al cetro: México, pero ahora tendrán en frente a uno de sus dolores de cabeza: un rival asiático.

“Nosotros jugamos un amistoso ante Japón previo al torneo y, por sus características, nos deja una idea de lo que pudiera ser este partido. Iremos contra una potencia, pero creemos que podemos ganar y estar en la final”, indicó Zseremeta en la previa a su segunda semifinal, luego que -coincidencialmente- las niponas las derrotaran 4-1 en esa instancia en la edición de 2014.

Un rival de cuidado

Corea del Norte, que se coronó en Nueva Zelanda 2008 y fue subcampeona en Azerbaiján 2012, sufrió para doblegar a la potente selección de Ghana, con un tanto en el cuarto y último minuto del agregado de Ja Un Yong y ahora deberá imponer su vertiginoso juego para amilanar el desempeño técnico de la Vinotinto.

Las norcoreanas utilizan su velocidad para atravesar defensas rivales y atacar en superioridad. Eso explica su poderoso ataque en la contienda, con nueve goles y 76 remates. De ellos, 30 son tiros al arco.

La técnica probablemente permita a las venezolanas lograr lo imposible. Después de recibir la Bota de Oro en Costa Rica 2014, el mundo esperaba impaciente a Deyna Castellanos en Jordania y pese a no ver arco en la caída ante Alemania, en el resto fue líder: le marcó dos golazos a Camerún, otro espectacular contra Canadá y un doblete magnífico a México para meter a su equipo en esta instancia e inmortalizarse como la máxima artillera en la historia de la competición menor, con 11 tantos.

“No, mi pie no es de oro. Es fruto de un largo trabajo sobre el terreno con mis compañeras”, enfocó Castellanos en el grupo. “Queremos continuar este buen momento”, añadió.

Ri Hae Yon, autora de cuatro tantos y una asistencia, coincidió con la criolla y afirmó que “si me diesen a elegir, preferiría mil veces no marcar más y ganar el campeonato. Es el objetivo de todas nosotras”.

11 goles colecciona Deyna Castellanos en las dos ediciones que ha disputado de la Copa del Mundo sub17 femenina.

9 tantos acumula Corea del Norta en Jordania 2016 con un total de 30 disparos al arco, la 5ta mejor ofensiva de la justa.

3 bajas sufrirá hoy Venezuela: María Cazorla por sanción y las lesionadas Olimar Castillo y María Gabriela García

0-5 es la diferencia en la posesión del balón que exhiben España (64 %) y Japón (63.5 %) en este Mundial de Jordania 2016.

Eduardo Ceccato García
eduardo.ceccato@elnorte.com.ve