“La mayoría de los jóvenes deja de ir a la universidad porque debe dedicarse a trabajar”


El ausentismo o abandono de las aulas universitarios, fue en promedio de 31,5% en la Universidad de Oriente (UDO), núcleo Anzoátegui, según el coordinador de la Asociación de Profesores de esa casa de estudios (Apudo), Tirso González, quien refirió que la inseguridad y déficit presupuestarios, siguen siendo los factores determinantes en la cantidad de bachilleres que deciden culminar el semestre.

De los 16 mil estudiantes con los que contaba la universidad, según cifras de la coordinadora académica Melania Araujo, 5 mil 40 quedaron fuera de las aulas.

González detalló que por medio de una encuesta se comprobó que el 42% de los jóvenes de la Unidad de Cursos Básicos terminó por abandonar el semestre que culminó oficialmente el pasado 17 de marzo.

Destacó que en esta área se dan los niveles de deserción más altos por el cambio drástico que se da del ciclo diversificado al universitario, particularmente en una academia donde la anarquía es el elemento común.

En la escuela de Ciencias Administrativas (ECA), agregó, el ausentismo fue de 39%. Señaló que desde hace dos años para acá, las cifras de deserción se han ido incrementando por las condiciones de insalubridad, que este último semestre fueron el motivo de mes y medio de protesta que mantuvo las clases suspendidas.

González apuntó que en el caso de Ingeniería en general, las cifras se sitúa en 35%. Comentó que esta cifra resulta la más alta hasta ahora para las ramas que se imparten en la UDO.

Pormenorizó que en la escuela de Medicina es donde se dan las más bajas cifras de ausentismo, deserción o abandono, ubicándose en esta oportunidad en 10%.

Mencionó que pese a las crisis que se registran en la universidad, este grupo de estudiantes se mantiene enfocado en los estudios a fin de mantener el alto promedio que le exige la permanencia en la carrera.

Según González, la crisis económica que atraviesa el país también se refleja en los presupuestos de las familias anzoatiguenses que ven limitada la capacidad para ayudar a sus hijos a cubrir los gastos de sus carreras, que aunque son gratuitas, requieren un gran esfuerzo monetario para el pago de guías, libros y ejecución de asignaciones.

Dijo que las protestas, los intentos de saqueo, los ajustes en los pagos de transporte, y la constante y repentina salida de servicio del comedor por falta de alimentos, también juega un papel importante en la frecuencia de la asistencia a la universidad.

Mencionó que la mayoría de los estudiantes, termina dejando la universidad para dedicarse a un trabajo con el fin de ayudar económicamente a sus familias.

Nada de prácticas

El miembro directivo de Apudo, Tirso González, refirió que el 90% de los estudiantes culmina sus semestres con solo los conocimientos teóricos puesto que el déficit de equipos, producto de su salida del servicio por la vieja data, o los hurtos, lo más frecuente en la UDO; imposibilita que la población universitaria pueda concretar las prácticas para reforzar el conocimiento en cada una de sus áreas. Solo en Medicina, los estudiantes costean los gastos para laboratorios.

Yosemarys González
[email protected]