Publicidad!

Los fanáticos del cantante español Enrique Iglesias catalogaron el concierto del pasado sábado como un fraude y un atraco, debido a que el artista no satisfizo sus expectativas.

Luego de que el intérprete abandonara el escenario sin cantar una serie de canciones que el público le había solicitado, y además sin despedirse todos en coro repitieron la frase

“Manos arriba esto es un atraco”, a lo que le siguió una gran ola de abucheos, publicó El Universal de México.

Esta situación conllevó a que en menos de una hora se convirtiera en tendencia en la red social Twitter, donde miles de asistentes hablaron de la baja calidad del espectáculo.

 

Jakelín Cotorett
[email protected]

Publicidad!