Publicidad!

El acné es una enfermedad de la piel que ocurre cuando el folículo, que es el encargado de conectar las glándulas sebáceas con los poros, se obstruye. Muchas personas consideran que esta enfermedad afecta únicamente a los adolescentes, pero no saben que un 20% de los adultos se ven perjudicados por este problema, en el que el 12% de los afectados son mujeres.

El acné se puede dar en la piel de las personas por distintos factores como:

  • Las Hormonas: La actividad hormonal es una de las principales causas del acné, es por esto, que en la etapa de la pubertad es común que a los adolescentes se les brote el cutis, la espalda, el cuello, entre otros.

 

  • Estimulación de la Glándula Sebácea: Otro factor influyente es la glándula sebácea, esta es la encargada de producir grasas, cuando ésta se altera tiende a obstruir los poros trayendo como consecuencia el brote del cutis.

 

  • Infección Bacteriana: Cuando el microbio “propionibacterium acnes” se concentra en grandes cantidades, rompe el equilibrio de la flora bacteriana normal produciendo una infección en el poro trayendo como consecuencia procesos inflamatorios e infecciosos.

 

  • Trastorno de la Queratinización: Según la Dra. Carolina Cohen, la queratina “es una proteína rica en azufre, que constituye la parte fundamental de las capas más externas de la epidermis, pelos, y uñas. Cuando se producen trastornos en el proceso de queratinización, los poros de la piel llegan a obstruirse e inflamarse”.

 

  • Otros Factores: Existen también distintos trastornos que favorecen la aparición de esta patología como: el estrés, la genética y la alimentación.

Por otro lado, las infecciones bacterianas y la ingesta de algunos medicamentos pueden producir acné. En el caso de las mujeres, el embarazo, la menstruación y la sobreexposición al sol pueden ser causantes de este problema, debido a la alteración de hormonas y grasas.

Dependiendo de la causa, existen distintos tipos de acné. Esta clasificación corresponde al acné comedogénico que produce la lesión primaria; y el acné inflamatorio, que a su vez, es categorizado según su severidad en: leve, moderado y severo. “La importancia de su clasificación radica en la conducta y tratamiento que el dermatólogo debe tomar para resolver la condición”, explica la dermatóloga, Carolina Cohen, colaboradora de la marca La Roche-Posay.

En este sentido, la Dra. Cohen recomienda que, a sabiendas de su severidad, para tratar el acné comedónico e inflamatorio, de leve a moderado, pueden utilizarse tratamientos tópicos a base de cremas o gel. Tomando esto en cuenta, La RochePosaypresenta Effaclar Gel y Effaclar Duo (+).  Estos productos son las soluciones creadas con el fin de ayudar a las personas a tener un cutis libre de imperfecciones. El primer paso de este programa es la limpieza del rostro con Effaclar Gel, este purifica la piel, elimina impurezas y ayuda a combatir el exceso de grasa, dejando la piel limpia y fresca. La última fase se completa con el tratamiento Effaclar Duo (+), un crema-gel que corrige las imperfecciones severas, desobstruye los poros bloqueados y evita las marcas que dejan las imperfecciones.

La Roche-Posay es una marca comprometida en mejorar la calidad de vida de las pieles sensibles, con productos especializados para su cuidado, como: Tratamientos para el acné con la línea EFFACLAR, protectores solares con la línea Anthelios, tratamientos cicatrizantes con la línea Cicaplast, tratamientos hidratantes de larga duración con la línea Hydraphase, tratamientos re-constituyentes antiedad con Substiane y Redermic,  tratamientos relipidizantes con Lipikar, tratamientos antipigmentarios con Pigmentclar, desmaquillantes y un programa de alta tolerancia con Toleriane.

Redacción El Norte
Publicidad!