Publicidad!

El nuevo jefe de Adidas revisó el miércoles al alza los objetivos de ventas y ganancias del grupo, lo que llevó a las acciones de la firma alemana de ropa deportiva a máximos históricos, al tiempo que se comprometió a seguir invirtiendo con fuerza en EE.UU.

Estas metas más ambiciosas mantendrán la presión sobre sus rivales estadounidenses Nike y Under Armour, empresas a las que la firma alemana le está quitando ventas en su mercado doméstico, donde las zapatillas deportivas Superstar fueron el calzado más vendido en 2016.

“Seguimos recuperando terreno en Norteamérica”, dijo a periodistas el presidente ejecutivo de Adidas, Kasper Rorsted, que destacó que EE.UU. representa un tercio de las ventas globales de ropa deportiva, aunque es el único mercado donde Adidas está claramente rezagado respecto a Nike.

Rorsted, un danés procedente del grupo de bienes de consumo Henkel , sustituyó en octubre a Herbert Hainer, un ejecutivo de dilatado recorrido en la empresa alemana, con el mandato de mejorar la rentabilidad.

Antes de que Rorsted tomase el timón, Adidas había hecho avances significativos para recuperar terreno en EE.UU., subiendo el gasto en marketing y reorganizando su negocio en ese país, lo que ayudó a que sus acciones subieran en dos tercios en los últimos 12 meses a pesar de que su rentabilidad es todavía inferior a la de Nike.

Las acciones de Adidas saltaban un 7,85%, a máximos históricos, a las 13:46 GMT y se encaminaban a su mejor sesión desde noviembre de 2015.

“Las previsiones a mediano plazo claramente implican que la nueva gerencia anticipa una trayectoria de crecimiento multianual, tomando parte de cuota de mercado de la mayoría de sus rivales”, dijo Mark Josefson, analista de Equinet.

Con información de Reuters

Redacción El Norte
Publicidad!