En el lugar del hecho se incautó un chopo de fabricación casera

Un muchacho de 17 años fue ultimado la noche de este jueves por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en un enfrentamiento. La situación irregular se suscitó en el sector Pelelojo de la zona rural del municipio Simón Bolívar.

De acuerdo la información oficial del caso, el joven estaba acompañado de otros tres sujetos, con quienes aparentemente instaló una falsa alcabala a eso de las 11:00 pm, con la intención de robar a los transeúntes de la comunidad.

Tras advertir la táctica de los delincuentes, los efectivos castrenses procedieron a desalojar a los sujetos del lugar, pero estos aparentemente se negaron y desafiaron a los uniformados con armas de fuego.

En el sitio se produjo una balacera en donde el ahora occiso, y supuestamente menor del grupo, recibió dos disparos que lo dejaron sobre el pavimento, mientras que sus secuaces lograron escabullirse de la escena sin ser identificados.

La víctima fue trasladada de inmediato hasta la emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona, donde ingresó sin signos vitales. En la medicatura forense le observaron un impacto de bala en el pecho y otro en la espalda.

Lamento
El papá del infortunado se presentó muy sereno la mañana de este viernes a la sede nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) ubicada en Tronconal III.

El progenitor del occiso admitió que su hijo tenía meses en malos pasos y añadió que tenía tiempo tratando de “salvarlo”.

El hombre comentó que su vástago no culminó el bachillerato, y que tenía ocho años asistiéndolo en trabajos de albañilería, oficio que ejerce de toda la vida.

“Él no vivía conmigo sino con su mamá y su padrastro. Sin embargo, siempre hablábamos y yo estaba al tanto de sus andanzas, por lo que siempre lo aconsejaba”, destacó el declarante.

El progenitor contó que hace cuatro años el muchacho y su mamá se mudaron del sector La Orquídea hacia Pelelojo porque al primer padrastro del joven lo asesinaron.

Manifestó que el adolescente siempre fue rebelde y lamentó que ese haya sido el destino del segundo de sus tres hijos.

Futuro incierto

El joven ultimado este jueves por efectivos de la GNB en un enfrentamiento se estaba “entrenando” como delincuente, según la declaración de su padre. El progenitor del occiso declaró que el muchacho apenas culminó el segundo año de bachillerato.

Paúl Rivas González
[email protected]