Publicidad!

La disminución de peces ronda los 30 kilos diarios por trabajador del mar

En los últimos tres meses, la pesca ilícita de arrastre ha ganado terreno en el parque de recreación Luis Cabeza Martínez de la laguna de la ciudad de Puerto Píritu, lo que ha provocado la merma en la producción de un 70 % de las especies marinas que habitan esta zona.

El Coordinador y encargado del Instituto Nacional de Parques (Inparques) en los municipios Píritu y Peñalver, Tito Ávila, aseguró que de continuar este descontrol en la recolección, pueden extinguirse del afluente, peces como lebranche, lisa y bagre.

Denunció que las redes que lanzan los “piratas de mar” tienen una extensión de más de ocho mil metros (ocho kilómetros), donde atrapan a especies que están listas para el ciclo reproductivo y esto ocasiona la baja en el número de los animales.

“De septiembre a diciembre, los peces expulsan sus huevos en el mar. Al nacer, los alevines se desplazan hasta la laguna para criarse y alimentarse. Allí se fecundan y salen en un año para expulsar los huevos. Todo es un ciclo”, explicó.

Sin embargo, reconoció que no existe un plan de manejo en el área, para conocer los sitios de reproducción en el mar, declararlos zonas de protección y asegurarle la vida a la fauna.
Agregó que en estos momentos Inparques no cuenta con guardaparques que vigilen las riberas de la laguna y verifiquen que esas “personas no provoquen la extinción de las especies marinas”.

Vendedores resaltan que las ventas han disminuido 80% en cuatro meses. Juan González
Vendedores resaltan que las ventas han disminuido 80% en cuatro meses. Juan González

Otros problemas
El 14 de septiembre, en la edición Nº 9 mil 156, El Norte publicó que la disminución de 50 % de la pesca en la laguna se debía principalmente a la falta de dragado y a la contaminación existente en esa oportunidad.

Tres meses después, esta reducción se intensificó y ubica esa cifra en más de 80%.
El vocero del Consejo de Pescadores y Pescadoras (Conppa) “Cruz Guarache” del municipio Peñalver, Roberto Carmona aseveró que la disminución de los peces ya se evidencia en más de 30 kilos diarios por trabajador del mar.

“Ninguna autoridad se reúne con nosotros. Muchos de nuestros compañeros han tenido que buscar nuevos trabajos porque no pescamos como antes. La contaminación es mayor y desde hace más de cuatro meses no dragan la cabecera de la laguna”, precisó.

El dragado es necesario para eliminar el sedimento del afluente, porque contribuye con que el nivel de agua descienda.

El encargado de Inparques, Tito Ávila, aseguró que la última empresa destinada para sacar el dragado, tenía que eliminar más de 86 mil metros cúbicos; sin embargo no logró la meta y la boca de la laguna se cerró nuevamente.

Expresó su preocupación e indicó que de no liberar ese sedimento, podría provocar una mortandad de peces debido a la falta de oxígeno en el afluente.

“El agua del mar tiene que entrar a la laguna a través de la cabecera para poder oxigenar el agua, y eso no está ocurriendo. La situación de la laguna es crítica”, precisó.

Recordó que la última vez que se evidenció una mortandad de especies fue hace cinco meses, cuando tuvieron que sacar más de 40 bolsas negras de sardinas muertas.

El encargado de la oficina de Servicios Públicos de la alcaldía de Puerto Píritu, Wilcar Sambrano, reconoció que el último dragado hecho en la laguna “no fue exitoso”, al tiempo que expresó que no tienen fecha en la ejecución de una nueva liberación de la cabecera.

“Ese es un trabajo macro que demanda gran cantidad de dinero. Este año la boca de la laguna fue abierta en tres oportunidades. Sabemos que los pescadores piden saneamiento, pero ellos también tienen que poner de su parte y no lanzar desperdicios al afluente”, recalcó.

El crecimiento de los manglares es otra dificultad por la que atraviesan las personas que viven de la pesca.

El coordinador de Inparques explicó que, en la parte sur de la laguna, el manglar ha crecido entre dos y tres metros en los últimos cinco años.
“Lamentablemente los esfuerzos que se han realizado no ayudan a salvar a la flora y a la fauna que allí vive”, indicó.

Los más afectados son los trabajadores artesanales de mar, porque no consiguen peces.
Los más afectados son los trabajadores artesanales de mar, porque no consiguen peces.

Contaminación latente
La laguna de Puerto Píritu fue nombrada parque de recreación en el año de 1987. Siendo el camarón, el lebranche y la lisa, las especies marinas más comunes en esta.

Según el último censo (2011) la cantidad de habitantes en la ciudad de Puerto Píritu asciende a 11 mil personas.

Ávila precisó que toda esa cantidad de ciudadanos cuentan con cinco drenajes de aguas servidas, mismos que continúan cayendo directamente a la laguna.

Drenaje del mercado municipal, Centro Comercial Royal, Hotel Oceanía, estación de bombeo Las Mercedes y Fundación Infocentro, son los cinco derrames de aguas servidas de la entidad.

“Existe un drenaje de aguas podridas en todo el frente de la oficina de Inparques que data desde el año 2007 y nadie ha hecho nada por arreglarlo”, puntualizó.

El equipo de El Norte intentó comunicarse con el encargado de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) en los municipios Píritu y Peñalver, Marcos Abad, para conocer su punto de vista al respecto, pero no se obtuvo respuesta.

Sin embargo, se conoció de manera extraoficial que Hidrocaribe en conjunto con la alcaldía continúan con los trabajos de reparación del colector de los sectores La Colina y La Poza que tiene varios meses dañado.

¿Y los repuestos?
La disminución de botes operativos por la falta de repuestos, es otra penuria que atraviesan los pescadores en la zona.

El vocero del consejo de pescadores, Roberto Carmona puntualizó que de 40 lanchas solo 12 pescan; las otras 28 están varadas por falta de motores.

Detalló que esta es la misma situación que tienen para la flota de embarcaciones turísticas.
“De 25 botes para el traslado de las personas hacia las dos isletas, solo dos están funcionando”, agregó.

El vendedor Edgar Rodríguez resaltó que desde mayo no ven buena zafra en el mar y por eso se ven en la necesidad de traer mercancía para vender desde los estados Zulia y Nueva Esparta.

Agregó las ventas han bajado en un 70% porque solo les distribuyen dos cavas semanales.
Precisó que de 20 puestos de especies del mar en el mercado municipal de Puerto Píritu, trabajan solamente ocho pescadores y el pez que más venden es la sardina.

El expendedor Andri Maraima resaltó que los viernes es el día que venden un poco más porque tienen entre tres y cuatro tipos distintos de pescado.

“Durante la semana lo único que vendemos es sardina. El lebranche cuando nos llega es chiquitico, lo llamamos chamaco por lo pequeño y la lisa también es pequeña. Ya no sabemos qué hacer para vender un poquito más”, aseguró.

A corto plazo
Entre las soluciones que plantean Carmona y Ávila está, principalmente, la eliminación de la pesca ilícita en la zona para proteger la fauna, la reactivación de las plantas de tratamiento y el control del manglar en el afluente para frenar la contaminación.

“Tenemos que salvar este sitio recreacional para continuar brindándole turismo a nuestros visitantes. De continuar sin el dragado y sacando el pescado en reproducción, este afluente morirá”, finalizó.

Sin salvavidas

La situación de las embarcaciones para la pesca y el turismo en la laguna del municipio Peñalver es tan crítica que no tienen ni salvavidas ni techos acordes para el traslado de los turistas; así lo afirmaron los trabajadores del mar. “Queremos que nos doten de respuestos, motores y equipos para incentivar el turismo en la zona”, expresó el vocero de los pescadores, Roberto Carmona.

Patricia Aponte/ECS
[email protected]

Publicidad!