Publicidad!

La ingeniero municipal de Puerto La Cruz, Rosmery Marcano, señaló que poco a poco se estarán ejecutando los trabajos de desmalezamiento y de bacheo en las vías más necesitadas


Como una comunidad “en completo abandono”, describieron los habitantes al sector Las Delicias en el municipio Juan Antonio Sotillo.

Sin embargo, una de las calles que muestra los mayores problemas de desidia y olvido es Pinto Salinas.
Rafael Romero, vecino de esa zona aseguró que el principal inconveniente que presentan es un bote de aguas blancas que viene afectando a la comunidad desde hace más de tres años.

“Nadie ha venido arreglarlo hasta los momentos. Aunque no perjudica el suministro de agua a las casas, provoca que el asfalto ceda poco a poco y se vaya dañando”, indicó.

El hombre destacó en cambio que, cuando llueve o se rompe una tubería de cloacas, todos los líquidos se unen y forman un pozo de contaminación que termina enfermando a los niños y las personas mayores.
Al igual que Romero, el ama de casa Silvia Hurtado, afirmó que están cansados de quejarse y que las autoridades “no brinden soluciones”.

“Ni Hidrocaribe ni la alcaldía de Sotillo han venido a inspeccionar esa tubería que está rota y que nos está afectando la vía. Debido al excesivo chorro del vital líquido que cae a la calle, las aceras viven llenas de moho y no hay asfalto en la vía”, aseguró.

Hurtado precisó que los mismos habitantes de la comunidad están dispuestos a ayudar con el arreglo del bote de agua si las autoridades se lo piden.

Añadió que ese problema les afecta a todos “sobretodo a nuestros niños que son los más vulnerables”.

Muchos animales

La acumulación de roedores, insectos y mosquitos debido a la crecida de la maleza, también es otra penuria que atraviesan los habitantes de la calle Pinto Salinas.

“En los meses de lluvia que crece de todo es donde más nos vemos afectados. Al caer la tarde, las ratas salen de los cúmulos de basura que también hay y se meten dentro de las viviendas. Tenemos que vivir detrás de ellas”, sostuvo el ama de casa, Rosa Arévalo.

Algunas calles en el sector Las Delicias son de tierra.
Algunas calles en el sector Las Delicias son de tierra.

Enfermedades como dengue, diarrea, erupciones en la piel y hasta hepatitis han presentado los menores y las personas mayores debido a la falta de limpieza que existe en la zona.

El obrero, José Reyes, precisó que ellos mismos deben cortar la maleza que nace frente a las viviendas para evitar que los animales se reproduzcan.

“Por aquí no pasa ninguna cuadrilla a limpiar las calles. Además el aseo urbano dura hasta más de 20 días sin pasar. Estamos a la buena de Dios, nosotros mismos nos tenemos que ayudar porque si no nadie lo hace”, aseguró.

Sin seguridad

La inseguridad también es la protagonista del lugar. Vecinos señalaron que a diario se presentan, al menos, dos robos en las zonas más oscuras de la calle debido a la falta de alumbrado.
José Cabello, habitante de la comunidad, indicó que los funcionarios de la Policía Municipal de Sotillo (Polisotillo) hacen patrullaje pero “pocas veces” a la semana.

“Esta es zona roja y ninguna autoridad acude a resolvernos los problemas.

La situación cada día se torna más difícil”, puntualizó.
Además refirió que desde hace 10 años no asfaltan las calles y a los choferes se les dificulta transitar por esta zona.

Los mismos habitantes deben cortar la maleza de las aceras.
Los mismos habitantes deben cortar la maleza de las aceras.

Ante estas declaraciones, la ingeniero municipal de Puerto La Cruz, Rosmery Marcano, informó que el bote de aguas blancas en esa zona no le corresponde a la alcaldía sino a la Hidrológica del Caribe resolver este problema.

Sin embargo, la presidenta de Hidrocaribe, Beatriz Marcano, aseguró que la ejecución de esos trabajos es competencia del Ministerio de Ecosocialismo y Agua (Minea), mas no de su competencia.

Con respecto al desmalezamiento en la zona, la ingeniero Marcano, precisó que una cuadrilla comenzó una jornada en el sector La Caraqueña y que, posteriormente, acudirán al sector Las Delicias para continuar con los trabajos.

“Ya con el asfaltado estamos trabajando en la avenida Gulf, poco a poco iremos asfaltando los sectores más necesitados de nuestro municipio”, recalcó.

Sin respuesta

Vecinos de la comunidad indicaron que viven sumidos en un constante “toque de queda” debido a la falta de bombillos en el alumbrado público.

“Después de las seis de la tarde, la situación se torna muy peligrosa. La inseguridad es horrible y nadie hace nada”, aseguró el obrero, Dennys Portillo.

Patricia Aponte
[email protected]

Redacción El Norte
Publicidad!