Al menos 67 personas murieron, dos resultaron heridas y una sigue atrapada bajo los escombros tras el derrumbe de parte de las obras de construcción de una central eléctrica en la provincia china de Jiangxi (sureste) ocurrido este jueves.

El accidente tuvo lugar hacia las 07.00 hora local de este jueves, en la ciudad de Fengcheng, cuando la plataforma de construcción de una de las torres de enfriamiento de la planta que se estaba levantando colapsó en el momento en que 70 personas trabajaban en la zona.

Ambulancias, bomberos y equipos de socorro se desplazaron al lugar del accidente poco después de recibir el aviso, indicó la Oficina de Supervisión de Seguridad de Fengcheng, citada por la agencia oficial Xinhua.

Las primeras informaciones divulgadas por los medios de comunicación oficiales situaron en 22 la cifra de fallecidos por el derrumbe, posteriormente se elevó a más de 40 y, tras localizar la mayor parte de los cadáveres, el recuento se incrementó de nuevo hasta los 67.

Según datos oficiales, en 2015 se registraron unos 281.000 accidentes laborales en China que causaron 66.182 muertos.

Redacción
[email protected]