Publicidad!

Torta, piñata, refrescos, pasapalos y cotillones, representan un gran gasto para los padres


Celebrar una fiesta de cumpleaños infantil se ha convertido en un lujo que pocos padres pueden pagar. Así lo expresó el encargado de una confitería en Puerto La Cruz, Jhon Briceño, al asegurar que Bs. 300 mil es lo mínimo que se debe desembolsar para una torta y llenar los cotillones de 30 invitados.

Detalló que en los últimos dos años las compras cayeron en 75%. “A mitad del año pasado venían 20 personas para afinar detalles de las fiestas, ahora si vienen cinco los fines de semana, es mucho, la mayoría pregunta y se va con las manos vacías”.

Eloísa Romero, quien tiene dos niñas, indicó que una celebración, por más íntima que sea, representa un gran gasto. “En una fiesta se van no menos de Bs. 350 mil con torta, piñata, cotillones y refrescos, sin animación de payasitas y sin festejo”. Señaló que los pasapalos, representan otro gasto.

Romero dijo que por ahorrar, se están tomando “medidas desesperadas” con el fin de que el cumpleaños no pase por debajo de la mesa. “He asistido a dos cumpleaños desde enero, y han sustituido los refrescos por limonada, papelón con limón y hasta con jugo de mango o patilla, porque tan solo en una caja de refrescos, se van 30 mil bolívares.

Poca asistencia

“Hay que plantearse muy bien si vale la pena celebrar la ocasión o no, porque haces un gasto y ya casi nadie asiste por no tener como pagar un regalo”, comentó el encargado de una confitería. Detalló que las bolsas de pepitos se cotizan en Bs. 6.500, las piñatas no bajan de Bs. 6 mil y si es personalizada, el costo aumenta.

 

Yosemarys González
[email protected]

Publicidad!