Publicidad!

La oferta de unidades habitacionales disponibles para arrendamiento cayó en  70% a lo largo de los últimos años


Pese a la existencia de regulaciones en materia inmobiliaria, el precio de los alquileres para casas, habitaciones y anexos suele aumentar hasta un 50% cada tres meses en el municipio Anaco, generando molestias además de una continua preocupación entre inquilinos con recursos económicos limitados.

Según varios ocupantes, la renta promedio de los cuartos con un solo ambiente pasó de 10 mil bolívares en noviembre pasado a Bs. 40 mil desde principios de este mes, mientras que un apartamento tipo estudio se cotiza en Bs. 85 mil.

En el caso de las viviendas unifamiliares, estas se ofrecen desde Bs. 250 mil mensuales, dependiendo del número de estancias y la ubicación de la misma.

“Trimestralmente, los propietarios de estas residencias aplican ajustes demasiado altos alegando como excusa la inflación registrada hoy en día, lo cual nos pone en un dilema pues el sueldo mínimo apenas cubre ciertas necesidades básicas”, señaló Daniela Martínez, una joven trabajadora cuyo canon subió a 35 mil bolívares al mes.

Martínez recalcó que tales acciones vulneran lo dispuesto en la Ley de Arrendamientos Urbanos, la cual establece lapsos de un año entre cada incremento del arriendo.

“Adicionalmente, Anaco carece de una dirección de inquilinato que defina pautas para el control de los alquileres, siendo necesario instalar una oficina de este tipo que defienda nuestros derechos”.

Los locatarios Carlos Luna, Mercedes Acosta y Dimas Rondón, destacaron que los trámites para la renta de cualquier inmueble también sufrieron aumentos considerables desde el 2016.

“Algunos dueños piden dos meses de depósito, uno de adelanto y uno para gastos administrativos, lo que eleva el pago inicial a montos por encima de Bs. 160 mil en el mejor de los escenarios”, indicó Luna.

Mediadores

Yenny Franco, síndico municipal de la localidad anaquense, destacó que todos los casos relacionados con el alza de los aranceles, son remitidos hasta la sede Barcelona de la Superintendencia Nacional de Arrendamientos Inmobiliarios para su debido análisis.

“Solo actuamos como conciliadores de presentarse un conflicto grave, pues no tenemos competencia para fijar un valor en esta materia. Sin embargo nos mantenemos atentos a tales situaciones, a fin de aplicar los correctivos de rigor”.

A la baja

El corredor inmobiliario, Aarón Cadozo, comentó en los últimos años la oferta de habitaciones disponibles para alquilar bajó 70%, a causa de una ley que protege al ocupante y amenaza con la expropiación del inmueble. “Solo hay unas 200 casas, habitaciones o departamentos que pueden ser arrendados bajo ciertas condiciones, pues nadie quiere perder su inversión”.

Carlos Pirela
[email protected]

Publicidad!