Publicidad!

El culto de la Virgen del Valle ha provocado en su feligresía un fervor religioso, donde no faltan altares populares ni santuarios que veneren la tradición mariana.
En Anzoátegui las expresiones de fe se han esparcido en diferentes comunidades por devotos que en agradecimiento han construido pequeñas capillas que recrean su amor por “Vallita”.

La señora María Pilar, señala que la expresión local por la Madre de los Pescadores, está presente en altares domésticos y en locales comerciales.
“Moradores de las regiones centro-oriente han hecho que los nacidos aquí, adapten con fervor la religiosidad propia del neoespartano. Solo basta hacer recorridos en la cuidad y observar que la imagen tiene altares, en las casas, en barridas, abastos e instituciones públicas y privadas”, explica la margariteña.

Pilar, quien es oriunda de Nueva Esparta, pero se radicó en tierras del estado Anzoátegui desde hace más de 30 años, comenta que cada 8 de septiembre comunidades de toda Venezuela dan muestra de cómo el mensaje de Dios, a través de la santísima virgen, se esparce por el mundo en agradecimiento a sus favores.

Devoción en Lechería

En la calle 3 con carrera 2 en el Casco Central de Lechería, la familia Marín Vegas, levantó una capilla de concreto que muestra la imagen de la Patrona de oriente a orillas del mar.

Nohelys Vegas, hija de la promotora de la obra, cuenta que el espacio de encuentro se formó hace más de 50 años cuando no existía iglesia en el municipio.

virgen del valle“Mi mamá era Margariteña, por lo que cada año se unía a la celebración de la Virgen, que anteriormente era festejada en las casas de los feligreses”, detalla Vegas.

La imagen traída de la Isla Margarita por incentivo de la señora Julieta, todos los ocho de septiembre se viste de fiesta para disfrutar de las procesiones, misas y espectáculos musicales realizados por habitantes del sector de Casco Central en Lechería.

Capilla en Barcelona

En la comunidad de Caicara de Barcelona es fiel ejemplo de la popularidad y fervor religioso que se han propagado en el estado Anzoátegui por amor a la Virgen del Valle.

Por motivación de la señora Yelitza Carreño, nació una pequeña capillita que fue construida con la colaboración de varias familias, quienes se reunían en las afueras de sus casas para celebrar las fiestas religiosas.

Olga Tirado, cuenta que cada año hacían peregrinaciones, misa y novenarios; pero fue hasta hace 12 años cuando la familia Carreño decide donar la imagen y el pueblo en conjunto construyó un modesto santuario que actualmente es punto de encuentro de todos los vecinos.

Virgen del valleAna González relata que durante el mes de septiembre acostumbran hacer rosarios y caravanas, además de una serie de actividades que se suman a la vigilia, como cambio de traje y la tradicional misa solemne, en el día festivo. El padre David Millán, estará a cargo de la celebración en Caicara de Barcelona, donde la devota Rosa Mejías, diseñó el vestido que lucirá la Virgen del Valle hoy 8 de septiembre. Se espera que junto a toda la comunidad se realice la procesión por el mar en Playa Pepe.

Protectora de la Armada Bolivariana

Desde el mar de Margarita y tierras lejanas, la devoción por la Madres de los Pescadores, es venerada por la Fuerza Armada en toda Venezuela.

Y es que la protección que brinda la Virgen del Valle es extensa, no sólo cubre a civiles sino también militares, pues su fervor se remonta, desde 1981 cuando el 16 de marzo fue declarada Patrona de la Armada de Venezuela por el Papa Juan Pablo II.

Cada año alrededor de 10 buques y 500 oficiales tienen presencia en las festividades de la Isla de Margarita, así como también las costas de Oriente, donde miles de creyentes se concentran a las orillas del paseo La Cruz y El Mar para participar de la tradicional procesión marítima.

Como el más sentido homenaje que rodea la celebración, el 8 de septiembre, los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana le rinden culto a la imagen milagrosa y festejan; cambiando su eslogan “El honor es su Divisa” por “La fe es su Divisa”.

Un museo para Vallita

El artista José Delfín que hace más de 28 años, logró el sueño de incursionar en la pintura y crear el Museo de la Leyenda, exhibe vírgenes y otros santos que fusionan su pasión por el arte en los espacios de la galería interactiva, ubicada en la Carretera Nacional de la Costa.

El cultor popular, quien comenzó a vislumbrarse después de participar como relator de mitos de la Ruta de Elizabeth Kline, diseñó una capilla de milagros donde las historias de cuentos venezolanos cobran vida de una manera diferente.

virgen del valle“Dentro del “parador turístico” que es hoy punto de referencia nacional, todos los ocho de septiembre, la Virgen del Valle tiene su espacio en la casas de las musas al lado de la Rosa Mística y San Benito”, explicó el artista.

Un recorrido especial y un repertorio de milagros, es parte del atractivo principal de las exposiciones anuales, para todo aquel que visita el Museo de la Leyenda de martes a domingo de 9:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

Las obras que se exponen en el museo se caracterizan por su colorida vistosidad.

Santuario popular en Guanta

Hoy celebra su cumpleaños en la calle Juncal del municipio Guanta.

En el sector, un pequeño santuario, ubicado frente a la quebrada La Culebra, realiza los preparativos de lo que será la gran celebración de la señora Carmen Hernández, que en compañía de su familia y vecinos veneran la imagen para agradecer por los favores concedidos.

virgen del valleA sus 75 años, su organizadora manifiesta que desde hace 12 años conserva la tradición tras un infarto por el que pasó su esposo y Vallita pudo librarle.

Hoy en día, la fiesta religiosa sigue viva y Hernández señala que pesar de la crisis económica que atraviesa el país, la solemnidad del Nacimiento de la Santísima Virgen, Nuestra Señora del Valle contará con la presentación de grupos de danzas, rosarios, misas y fuegos artificiales que acompañaran el tradicional cumpleaños de la Patrona de oriente.

María del Pilar
[email protected]

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!