El presidente de Acumuladores Duncan, Silvano Gelleni, aseguró que tras muchos meses de problemas con el abastecimiento de este producto el mercado tiende a normalizarse, debido a que al mismo tiempo que la producción se ha incrementado, la presión de la demanda ha mermado de manera considerable debido a la reducción del parque de vehículos.

“Nosotros estamos produciendo a toda la capacidad que la disponibilidad de materia prima nos permite”, dijo Gelleni, agregando que actualmente las dos plantas que manufacturan los acumuladores de las marcas Duncan y Fulgor están ensamblando unas 150.000 unidades al mes. Eso significa que ambas plantas laboran a cerca de 60% de su capacidad, tomando en cuenta que sus líneas pueden despachar cada mes unas 240.000 baterías.

En su opinión, esta ha sido la principal razón para que después de varios meses de fuerte racionamiento del producto, el mercado tienda a normalizarse. Sin embargo, recordó que son muchos los vehículos que se encuentran parados por falta de algún otro repuesto.

Lo importante para la reducción de las colas ha sido el efecto que ha tenido el ajuste de precios autorizado en julio pasado, que los elevó a un rango que va de los Bs 51.500 a Bs 81.500, según el modelo.

Redacción
[email protected]