Aunque fueron inventados para mejorar nuestra experiencia de vida, si no se usan de forma racional, los electrodomésticos dejan un gran impacto negativo en el planeta Tierra por su alto consumo de energía


El ser humano le ha “exprimido el jugo a la naranja” de la tecnología desde que esta ha sido la artífice de la creación de un sinfín de dispositivos que han llegado para simplificar nuestra experiencia en este planeta.

Diseños de hombres futuristas como Alexander Lodygin, quien nos sacó de la oscuridad con la invención de la bombilla que se vende hoy en día, o el ingenio de John Atanassoff, quien creó el prototipo de computadoras que conocemos en la actualidad dan fe de esto.

Sin embargo, muchos de estos aparatos, lejos de beneficiarnos mucho como especie, también dejan un impacto negativo en nuestro ambiente, por tener un altísimo índice de consumo eléctrico, el cual eventualmente se convierte en contaminación para la Tierra.

¿Realmente conoce cómo funcionan los electrodomésticos y aparatos que más usamos y cuál es el impacto que tienen sobre nuestro planeta?
Para responder a esta pregunta y con el propósito de tener más conciencia sobre los efectos del abuso de estos aparatos, presentamos en este gráfico el consumo de energía que representa encender algunos de los electrodomésticos más frecuentes que suelen estar en cualquier hogar.

Maquetación 14

Paúl Rivas González
[email protected]