Publicidad!

El lamento diario que se escucha en los centros hospitalarios o de atención ambulatoria en el municipio Anaco es la falta de insumos, medicamentos, ambulancias y hasta la alimentación para los hospitalizados.

La autoridades sanitarias aseguran que todo es “por la crisis económica que atraviesa el país”, pero lamentablemente la realidad es otra, esta es una situación que se padece hace años, aun cuando ahora está más profunda.

Nélida Gómez, madre de una de las pacientes del Angulo Rivas, manifestó con sentimiento “traje a mi nieta para que diera a luz pero está complicada, aquí estoy hasta descalza, sin dinero ni para comprar agua, para completar me dicen que la trasladarán al Razetti, pero no hay ambulancia y no cuento con recursos para contratar un vehículo privado, temo se muera esperando que alguien se conduela de nosotras”.

Como este cuadro, muchos se presentan en este centro hospitalario y al tratar de conocer la versión del director a cargo, no hubo manera, no está, luego, está muy ocupado, finalmente no atendió a los reporteros de El Norte, por lo que se desconoce la causa de esta irregularidad.

De ningún tipo

Otra paciente se quejó porque le pidieron hasta la inyectadora y el listado de medicinas es largo por la variedad para ver qué se podía conseguir, aseguró que sus hijos han recorrido todas las farmacias pero ha sido imposible conseguir su medicamento para la tensión y una fuerte infección que presenta.

Al preguntar en uno de los expendios de medicina de la ciudad gasífera, la farmaceuta manifestó “no podemos hacer nada señora, los fármacos para diabetes, tensión, convulsión, psicotrópicos, antibióticos y hasta relajante muscular, llegan esporádicamente y muy poca cantidad”.

Resaltó que anteriormente eran dotados cada semana, ahora si acaso una vez al mes, lamentando no prestar ayuda humanitaria a los que desesperadamente asisten fielmente todos los días a buscar los remedios para su mal.

Elsy Barrios
[email protected]

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!