Publicidad!

Funcionarios del Cicpc detuvieron a un niño de 10 años y a una adolescente de 15, minutos después del asesinato de los dos funcionarios del Ejército, hecho ocurrido la madrugada del domingo en pleno bulevar de Sabana Grande, en Caracas.

Este lunes, esos mismos jovencitos identificaron a otros que habían actuado en el doble homicidio, y los efectivos lograron capturar a cuatro de ellos. Se trata de menores con edades comprendidas entre 6 y 10 años.

Los funcionarios dijeron que los menores forman parte de una banda delictiva conocida como “los cachorros”, dedicada al robo de personas en el bulevar de Sabana Grande y Plaza Venezuela.

Todos son niños y adolescentes. Aunque lo saben, las víctimas no han denunciado formalmente los delitos y todo queda en cifras negras. Los policías y la GNB solo cumplen labor preventiva a lo largo del bulevar durante el día.

 

Redacción

Publicidad!