Luego de la aprobación de la modificación del orden del día, y contando la sesión ordinaria solo con la asistencia mayoritaria de los 109 diputados del bloque opositor de la Unidad Democrática, la Asamblea Nacional aprobó cada una de las recomendaciones presentadas en el informe sobre las presuntas irregularidades cometidas por Rafael Ramírez durante su gestión en Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa).

Tras presentar 10 cajas contentivas de pruebas de casos de supuesta corrupción por un desfalco de más de 11 mil millones de dólares de la estatal de crudo venezolana, irregularidades que habrían sido cometidas entre 2004 y 2014, el diputado Freddy Guevara, presidente de la Comisión Permanente de Contraloría, expuso de manera sucinta varios de ellos y terminó exigiendo fuese declarada la responsabilidad política de Rafael Ramírez, por sus actuaciones de corrupción en Pdvsa, así como la responsabilidad política de Javier Ochoa, quien fue presidente de Bariven, filial de Pdvsa (creada para la adquisición de materiales y equipos necesarios para las actividades de Explotación y Producción, Refinación y Gas).

El legislador opositor igualmente exigió al presidente de la República, Nicolás Maduro, que destituya a Ramírez de su cargo de embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) por sus actos de corrupción, subrayando que en caso contrario, el Jefe de Estado sería “cómplice” de tales ilícitos debido a que está en su potestad el nombramiento del representante de la nación ante las Naciones Unidas.

Guevara subrayó que Ramírez debe ser sometido a la justicia venezolana a través de los tribunales de la República. También pidió que el informe sea remitido al Ministerio Público, a la Contraloría General de la República y demás dependencias competentes para que se lleven a cabo las investigaciones pertinentes para avanzar en las diligencias relacionadas con las declaratorias de responsabilidad política de cada uno de los mencionados. Asimismo remitir copia de ese expediente a las Naciones Unidas para hacer de su conocimiento sobre el caso del actual embajador de Venezuela ante el organismo.

El presidente de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional señaló que esta se trata de una investigación parlamentaria que cuenta con más de 1.500 documentos probatorios que ya estaban armados pero “engavetados”, obstáculo que pudieron saltar a través de la colaboración de diversos informantes, aliados internacionales y fuentes periodísticas que aportaron importantes datos para sustentarlos.

Freddy Guevara mencionó que la decena de cajas contenían solamente 10 casos de los que pudieron conseguir pruebas, quedando por fuera muchos otros. Precisó los nombres de 21 personas que están directamente involucradas en todas las denuncias relacionadas con Pdvsa.

Redacción
[email protected]