César Eduardo González Guevara de 36 años soñaba con tener su techo propio y lo construía con sus propias manos cuando lo asesinaron dentro de lo que sería su casa en el sector Pica del Neverí de Barcelona.

Sus propios familiares lo encontraron tras la sospecha de que algo le había ocurrido pues, no había asistido a su trabajo y tampoco a su domicilio la noche de este miércoles.

Al cadáver del obrero le encontraron tres heridas cortantes, dos en la nuca y una en el cuello que le segaron la vida y una franela presionada en la boca. En el sitio fue hallada su moto marca Suzuki modelo 1000 color rojo.

La familia de González presumen que el móvil del homicidio sea el robo dado que no consiguieron el bolso con sus pertenencias.

El occiso laboraba en la empresa Nacional de Tuberías ubicada en la Zona Industrial Los Montones de Barcelona desde hace ocho años y deja dos hijos en la orfandad.

Compañeros de trabajo de González advirtieron que mañana ejercerán acciones de protesta para exigir sean capturados los responsables del crimen, “queremos que se esclarezca este caso porque el no tenía enemigos y era una persona trabajadora, hasta cuándo vamos a permitir que nos maten”, expresó Yorvy Moreno, vocero de los trabajadores en la compañía donde trabajaba la víctima.

María G. Castillo

[email protected]