Madre de una menor contagiada aseguró que no le han suministrado información certera sobre su hija 


Desde el lunes se activaron las alarmas epidemiológicas en la comunidad de Aragüita, en la zona rural del municipio Simón Bolívar, ante el supuesto brote de difteria que ya cobró la vida de una menor de tres años.

Así lo denunciaron representantes del Colegio de Médicos en Anzoátegui durante este martes.

La madre de la infante, Saida Díaz, contó que llegó el martes 15 de noviembre al hospital Rafael Tobías Guevara de Barcelona, con María Cristina Díaz, luego de que la pequeña de tres años tuviera dificultades para tragar y respirar.

Sin embargo, aún desconoce cuál fue el diagnóstico de los médicos, puesto que nunca le dieron un informe que certificara que padecía difteria.

La niña murió el pasado jueves.

Relató que desde el miércoles pasado, su última hija Saidelis Díaz, de 11 meses, presentó los síntomas de su hermana María, y no le han emitido un diagnóstico certero sobre la pequeña, aunque desde el martes, los médicos del anexo infantil decidieron aislarla para evitar contagios y se han mostrado herméticos.

En Aragüita, los habitantes comentaron que no es la primera muerte por difteria y que se contabilizan tres hasta el momento, un señor de 50 años de nombre Ángel Díaz, Samil Díaz de cinco y la niña de tres. Emilio Durán, vecino de la calle Las Flores de la población, destacó que fue por la epidemia que las autoridades de salud ordenaron una jornada de vacunación, que desde hace más de dos años no se ejecutaba.

El secretario de organización del gremio médico, Humberto Omaña, refirió que los diagnósticos fueron emitidos luego de ser confirmados por el Instituto Nacional de Higiene, al tiempo que comentó que el señor Ángel Díaz fue el primero en morir y al ser de esa misma comunidad, genera suspicacia.

En emergencia

El presidente regional del gremio, Arquímedes Velásquez, manifestó que el sector salud está en emergencia y destacó que en los últimos dos meses se registraron las tasas más altas de mortalidad materna e infantil. Omaña detalló que entre septiembre y octubre, 100 neonatos murieron en el Razetti por la falta de insumos y que en lo que va de año, 43 madres fallecieron. Resaltó que en lo que va de noviembre, la dotación de material ha mejorado el panorama.

Yosemarys González
[email protected]