Publicidad!
AFP
AFP

El Parlamento argentino aprobó la medianoche del jueves la reforma del Código Penal que agiliza los procesos judiciales y prevé la expulsión de delincuentes extranjeros hallados ‘in fraganti’.

La reforma, impulsada por el gobierno de Cristina Kirchner, fue aprobada por 130 votos a favor, 99 en contra y dos abstenciones.

Según lo aprobado serán plausibles de ser expulsados los extranjeros hallados ‘in fraganti’ en la comisión de delitos cuya pena sea menor a tres años de cárcel.

En ese caso el ciudadano extranjero tendrá prohibido el regreso a Argentina por 15 años bajo pena de iniciar el juicio por el delito cometido si incumpliera la orden de expulsión.

En el caso de delitos graves, los acusados quedarán indefectiblemente detenidos y el proceso será limitado al máximo de 10 meses.

La oposición objetó la eventual discrecionalidad en la aplicación de las expulsiones en detrimento de garantías constitucionales y del respeto de los derechos humanos.

Más de un centenar de entidades civiles habían cuestionado la reforma por considerar que endurece las sanciones y aumenta la vulnerabilidad de los migrantes.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), advertió sobre la inconstitucionalidad del artículo.

El gobierno impulsó los cambios para imprimirle mayor celeridad a los procesos judiciales que de acuerdo al nuevo código no pueden extenderse más de tres años.

AFP

Publicidad!