Familiares presumen que parte contraria del proceso judicial está implicada en el hecho


Presuntamente ganar el caso de una herencia le costó la vida a Luis Abraham García García, de 48 años de edad, la noche del pasado lunes.
El hombre, quien se desempeñaba como abogado penalista en la zona, estaba sentado frente a su casa en la calle Juncal, sector Guamachito, en Barcelona, cuando sujetos a bordo de una motocicleta le dispararon en reiteradas ocasiones.

Familiares de la víctima presumen que a su pariente no lo asesinaron para despojarlo de sus pertenencias, sino como venganza.

Al parecer, el occiso le estaba llevando el caso a un sobrino que peleaba la herencia de su papá.

“Justo en la mañana del lunes, a Luis le habían avisado que el proceso judicial lo había ganado. Creemos que la parte contraria que peleaba también el caso, lo mandó a matar; sin embargo, son suposiciones”, relató entre lágrimas Margarita García, hermana de la víctima.

El hombre recibió tres impactos de bala distribuidos en la cabeza y ambas manos.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegaron al sitio para colectar evidencias de rigor.
Continúan tras la pista de los sujetos quienes, al cierre de la edición, no habían sido identificados.

De Monagas

Luis Abraham García era oriundo de la ciudad de Maturín, pero llevaba 10 años residenciado en Anzoátegui. La víctima era casado y dejó a dos niños de 3 y 4 años en orfandad.
“Luis era un buen hombre y no se metía con nadie, lo que hacía era trabajar”, señaló la hermana de la víctima, Margarita García.

Patricia Aponte
[email protected]