Publicidad!

Familiar se percató de la muerte de su allegado cuando salía a comprar el periódico


Ensangrentado, tirado en el medio del patio de su casa y sin vida, fue hallado un joven de 16 años por sus padres la mañana de ayer en el sector Puente Ayala.

El adolescente, quien cursaba quinto año de bachillerato, aparentemente fue asesinado la noche del miércoles, justo cuando a su madre le pareció escuchar detonaciones muy cerca de su vivienda.

La mujer, quien prefirió el anonimato, se asomó para ver qué ocurría, pero la oscuridad no le permitió apreciar que su hijo estaba muriendo.

Alrededor de las 5:00 de la mañana del jueves, cuando su padre salía de su casa a comprar el periódico se percató de que el adolescente yacía en un camino de tierra con un tiro de escopeta en la frente.

El joven era el sexto de nueve hermanos y alternaba su tiempo de estudio con un trabajo de albañil en una construcción cerca de su residencia.

Según sus familiares, el estudiante nunca había tenido problemas con nadie, ni mucho menos recibió amenazas de muerte.

“A quién le voy a pedir justicia, solo Dios sabe quién lo mató”, se lamentó el padre del joven visiblemente afligido.

Antecedentes de víctima

La familia del joven de 16 años asesinado ya había sido víctima del hampa. Hace tres meses, varios sujetos irrumpieron en su propiedad para robar materiales de construcción, dos cauchos de gandola y un motor. Señalaron que el sector es peligroso.

Katherine Carrizales
[email protected]

Publicidad!