Los atacantes de Nerio José Molleja García, de 23 años, lo sorprendieron en el portón de su vivienda. No dudaron y con sus armas de fuego, los dos hombres que se trasladaban en una motocicleta le dispararon sin piedad.

Los tiros se escucharon en la panadería que está a una calle del lugar del suceso. Uno de los hermanos de Molleja estaba en la panadería y salió al escuchar las detonaciones, corrió hasta el cadáver de Nerio que yacía en el pavimento.

El homicidio se registró en el sector La Paz de la parroquia José Ramón Yépez, municipio Jesús Enrique Lossada del estado Zulia. Los allegados se acercaron a la morgue forense para tramitar la entrega del cuerpo y el sepelio. No tienen conocimiento de quién pueda estar tras el asesinato del ordeñador, que trabajaba en una matera de la zona.

Los funcionarios de la policía científica presumen que se trate de una venganza, mientras que la familia sostuvo que al infortunado no se le conocían enemigos. Acotaron que Nerio era conocido como un mujeriego, “pero no sabemos si fue por eso que lo mataron”.