Publicidad!
Las agencias bancarias de Venezuela han comenzado a recibir bajo estrictas normas de distribución las primeras remesas de billetes que conforman el nuevo cono monetario, que estará disponible finalmente desde el próximo lunes, informaron este viernes a Efe fuentes del sector.
Un representante del sector bancario dijo a Efe, bajo condición de anonimato, que los bancos privados empezaron a almacenar en sus bóvedas la nueva familia de billetes desde ayer, luego de que el Banco Central (BCV) les entregara un cronograma de distribución que deberá “respetarse celosamente”.
Este esquema establece que cada agencia privada comenzará a dispensar al público los papeles de 500, 5.000 y 20.000 bolívares solo en algunos estados y no en las 24 entidades federales del país, en vista de que el resto de las denominaciones -1.000, 2.000 y 10.000- no han llegado a la nación caribeña.
La misma fuente aseguró que cada banco maneja un número y lista de estados diferente, que también es distinta a la cantidad de billetes que recibió cada entidad por separado y que esta cifra no es suficiente para atender la demanda actual, por lo que, al menos la próxima semana, la distribución será “más que todo simbólica”.
Indicó además que los nuevos billetes serán distribuidos inicialmente en las taquillas bancarias y todavía no a través de la red de cajeros automáticos por orden del Ejecutivo, y que se aplicará un régimen especial a los estados fronterizos para evitar la fuga del papel moneda.
La capital venezolana sería la excepción ya que se prevé que todas las entidades bancarias que cuenten con taquillas en Caracas distribuyan los nuevos signos monetarios.
Las regiones de Venezuela en las que los bancos no estén autorizados para dispensar los nuevos billetes continuarán recibiendo papeles de 50 y 100 bolívares, los de mayor denominación en el actual cono monetario, según las mismas fuentes.
En este sentido, consideraron inminente que el presidente, Nicolás Maduro, anuncie una nueva prórroga a la vida útil del billete de 100 pues, explicaron, son insuficientes los nuevos y tardarán más de un mes en adecuar los cajeros automáticos a la venidera familia de billetes.
Un representante de la banca estatal, dijo en diciembre a Efe, también bajo condición de anonimato, que las agencias de este sector ya tenían bajo su resguardo billetes nuevos, aunque explicó que para entonces eran “poquitos”.
Maduro ha asegurado que un “sabotaje internacional” retardó la puesta en circulación de los nuevos signos monetarios y que dejará sin legalidad ni poder de compra el próximo 20 de enero el billete de 100 para hacer frente a supuestas mafias internacionales que acaparaban el papel moneda para “atacar” la economía nacional.
EFE
Publicidad!