En los camposantos se iniciaron los trabajos de mantenimiento, los cuales presentan un75% de avance 


La maleza y la basura adornan los pasillos de algunos cementerios de la zona norte del estado Anzoátegui, situación que preocupa a los visitantes debido a la conmemoración del Día de los Muertos que se celebra el próximo 2 de noviembre.

En el camposanto municipal de Barcelona, es notorio evidenciar acumulación de desechos sólidos en algunos rincones. Al igual que la crecida del monte en diversos sepulcros.

“Ojalá y arreglen un poco el cementerio. Bueno, eso siempre lo hacen durante estas fechas”, expresó Migdalia Quintero quien visitaba a sus difuntos en el cementerio de Barcelona.

Sin embargo, en los camposantos porteños ya se iniciaron los trabajos de mantenimiento, los cuales ya presentan un 75% de avance según el director de los cementerios, Gregory Núñez.

“Estamos realizando trabajos de pintura, desmalezamiento y colocación de alumbrado público. Garantizamos que para la próxima semana estas labores habrán culminado y los tres cementerios de Sotillo estarán listos”, detalló.

Destacó que más de 50 hombres están trabajando en las cuadrillas de limpieza. Acotó que durante todo el año se efectúan estos trabajos de mantenimiento. “En los cementerios de Pozuelos, San Diego y Los Cerezos siempre estamos limpiando”, puntualizó.

El equipo del diario El Norte se intentó comunicar con el administrado del cementerio de Barcelona, pero fue imposible.

Zona sur

El abandonado cementerio de El Tigre, en la zona sur de la entidad, ha sido retomado por funcionarios de la alcaldía ante la cercanía de la fecha en la que suele conmemorarse a los fieles difuntos.

En el lugar, que suele ser blanco de profanación de tumbas, brujería y vandalismo, se han desplegado cuadrillas de la dirección de Servicios Públicos para iniciar trabajos de limpieza, desmalezamiento y recolección de desechos, con la intención de brindar seguridad a quienes acuden a visitar a sus fallecidos.

En referencia a la electrificación y alumbrado del camposanto ubicado en la vía hacia El Caris, el alcalde del municipio Simón Rodríguez, Jesús Figuera, destacó que recientemente fueron colocadas cajas de control para asegurar que las luminarias se enciendan en horas de la noche y se apaguen automáticamente durante el día.

Carlos Castro celebró las mejoras, sin embargo, criticó que las autoridades locales solo hagan el mantenimiento en estas fechas. De resto, el hombre prefiere no ir a visitar la tumba de sus padres por temor a atracos, ya que el lugar se encuentra rodeado de barriadas.

Robos

María López, quien visita con regularidad el camposanto de El Tigre, aseguró que aún visita el lugar donde reposan los restos de sus abuelos porque está en la entrada del camposanto.
“Conozco personas que tenían a sus familiares enterrados hacia el final. Ahí no solo roban a los visitantes, sino que se llevan hasta el material de la tumba”, dijo.

K. Fernández / M. Brito
[email protected]