El holandés Bauke Mollema (Trek Segafredo) ganó ayer la decimoquinta etapa del Tour de Francia, en Le Puy en Velay, en una jornada en que el británico Chris Froome sufrió para seguir líder y el colombiano Nairo Quintana se hundió.

En una etapa de 189,5 km en el Macizo Central francés, con dos puertos de primera categoría, Quintana se quedó en uno de ellos, el Col de Peyra Teillade, entrando al final a 3 minutos y 54 segundos del grupo de favoritos, en el que estaban los cuatro primeros, Froome, Fabio Aru, Romain Bardet y Rigoberto Urán, que llegaron a 6:25 minutos del ganador

Froome también sufrió en la subida a ese último puerto de primera categoría, cuya cima estaba a 31 km de la meta, pero pudo retomar contacto con los favoritos, gracias a la ayuda de su compañero del equipo Sky, Mikel Landa.

En la clasificación general, Quintana bajó del octavo al undécimo puesto, quedando fuera de los diez primeros, a 6 minutos y 16 segundos de Froome.

El ciclista británico mantiene la ventaja de 18 segundos sobre al italiano Fabio Aru, 23 respecto al francés Bardet y 29 sobre el colombiano Urán.

La principal novedad en los primeros puestos es que el irlandés Daniel Martín se hizo con la quinta plaza, a 1 minuto y 12 segundos del líder, en detrimento de Mikel Landa, que pasó a ser sexto, a 1 minuto y 17 segundos.

Logo de AFP
Agence France-Presse

Con información de la agencia de noticias AFP