Publicidad!

Para poder avanzar a la siguiente ronda Napolés deberá tener un partido sin errores y con más de tres goles en su casa


 

Real Madrid acaricia los cuartos de final de la Liga de Campeones tras ganar 3-1 a Nápoles en la ida de los octavos de final del máximo torneo continental de clubes.

El delantero de Nápoles, Lorenzo Insigne abrió el marcador (8), antes de que Real Madrid diera la vuelta al marcador con goles de Karim Benzema (18), Toni Kroos (49) y Casemiro (54).

En el Santiago Bernabéu, Real Madrid acabó dominando a un Nápoles que fue desinflándose a medida que pasaban los minutos y que registró su primera derrota tras 18 encuentros sin perder, contando todas las competiciones.

“Perdimos muchos balones y cuando conseguíamos desarrollar algo el juego no logramos concretar, ni tomar las decisiones adecuadas cerca de la portería”, explicó el técnico de Nápoles, Maurizio Sarri, tras el partido.

La derrota napolitana tuvo como espectador de excepción al astro argentino Diego Maradona, que arengó al inicio del encuentro a los jugadores de Nápoles.

Los blancos pudieron contar con una gran actuación de Benzema, muy criticado en los últimos tiempos, que supo conectar ayer con Cristiano Ronaldo, también muy activo.

“Le faltaba este gol porque en los últimos partidos no lo conseguía, estoy contento por su gol y lo que hace en el campo, hace jugar a los demás, siempre se asocia con los demás, cuando se mueve, izquierda, derecha, entre líneas, es muy bueno”, dijo Zidane de Benzema.

Hay que jugar

El técnico de Madrid, Zinedine Zidane, advirtió que “la eliminatoria no está sentenciada” pese a ganar 3-1 a Nápoles. “Hay que ir allí y jugar otro partido que seguramente va a ser difícil, vamos a tener que sufrir allí porque la eliminatoria no está sentenciada”, dijo Zidane en rueda de prensa tras el partido.

AFP
[email protected]

Publicidad!