Las protestas se extendían a más de 20 capitales de todo el país, de acuerdo con el sitio informativo G1


Cientos de manifestantes ocupaban este miércoles el Ministerio brasileño de Hacienda, en el marco de huelgas y masivas protestas en Sao Paulo y otras ciudades contra los ajustes impulsados por el gobierno de Michel Temer.

El Ministerio de Hacienda, en Brasilia, fue ocupado hacia las cinco de la madrugada por unos 500 militantes del Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST), que colgaron pancartas para denunciar los proyectos de reforma del régimen de las jubilaciones y de la ley laboral.

Las autoridades indicaron que los participantes en “la invasión” eran unos 200, que “provocaron daños materiales”. El MST estimó que eran 1.500.

Por otro lado, unas 5 mil personas, según la policía, participaron en la protesta contra el gobierno en la Explanada de los Ministerios de Brasilia.

Con cruces blancas y un ataúd de cartón instalados frente al Congreso, los manifestantes rechazaron el proyecto de reforma del sistema de jubilaciones que, de aprobarse sin cambios, exigirá cotizaciones durante 49 años para obtener el beneficio integral de las pensiones.

Las protestas se extendían a más de 20 capitales de todo el país, de acuerdo con el sitio informativo G1. En Belo Horizonte los organizadores reportaron más de 100.000 manifestantes, unos 30.000 en Fortaleza, más de 10.000 en Salvador y también en Goiania.

Rescate

El presidente Michel Temer sostuvo este miércoles en un evento público que su gobierno busca rescatar al sistema de jubilaciones del “colapso para salvar los beneficios de los jubilados de hoy y de los jóvenes que se jubilarán en el futuro”. “Nadie va a perder sus derechos”.

AFP
[email protected]