Publicidad!

Desde el 2014, reposa en la Asamblea Nacional, el proyecto de Ley sobre Autismo, el cual busca trabajar para el beneficio de los afectados por esta condición


Especialistas afirman que la detención temprana  es importante para su superación, ya que tienen mayor posibilidad de integrarse a la sociedad . Archivo
Especialistas afirman que la detención temprana es importante para su superación, ya que tienen mayor posibilidad de integrarse a la sociedad . Archivo

Autismo una palabra que cada día se hace común en las familias del estado Anzoátegui. Los nacimientos de niños con espectro autista se aceleran en el mundo por causas desconocidas. La entidad oriental no escapa de esta realidad. Aunque no se ofrecen las cifras oficiales, los centros de atención, especialistas y madres son testigos del incremento de casos.

El Psiquiatra anzoatiguense, Jhonny Turner, realiza una investigación sobre el aumento de nacimientos con estas condiciones especiales en la entidad. Refiere que las causas genéticas y ambientales deben analizarse detenidamente para tomar acciones correctivas.

Silvia Velasco, directora de la Fundación Psicoeducativa (Fundapsied), agrega que la población ha crecido y los casos del espectro autista cada día son más frecuentes. Refirió que la incidencia es mayor en los varones, cuatro de cada cinco niños diagnosticados son del sexto masculino.

Hasta 2013, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dio a conocer que en el mundo había 70 millones de personas con autismo, aunque para la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo el 1% de la población lo padece.

En Anzoátegui hay 23 mil nacimientos anuales, según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), de los cuales 250 presentan esta condición especial. Es decir 20 niños nacen cada mes con espectro autista.

Daniela González, contó que el pediatra de su hija Victoria la remitió a un neurólogo cuando tenía dos años. La pequeña no hablaba, no  le gustaba socializar con otros niños y se apegaba a los peluches. Después de una serie de terapias le diagnosticaron autismo.

“Mi forma de vida cambió, pero lo acepté y ayudo a mi hija para que cumpla con las terapias. Hoy Victoria tiene 5 años. Cambió su forma de ser. Juega, se ríe y actúa como cualquier niño de su edad”, relata González.

Estos testimonios se hace cada día más cercamos por parte de una amiga, conocida, hermana o prima. Expertos coinciden en que lo preocupante de estos casos es que en la década de los 80 solo se registraba un paciente por cada diez mil nacimientos y ahora la cifra de uno por cada 100.

Causas
Cortesía.
Cortesía.

El Dr. Turner refiere que las causas del autismo son desconocidas. Añade que  aunque muchos casos se deben a cambios o mutaciones en los genes, también hay un alto porcentaje de agentes infecciosos y ambientales.

Esta hipótesis está apoyada por un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard, en 2014, el cual confirmó la relación autismo-contaminación, ya que la exposición de las partículas finas derivadas de incendios, vehículos, chimeneas industriales, entre otras fuentes, aumenta la posibilidad de padecer esta condición, pues los contaminantes pueden entrar en las células y afectar el desarrollo del cerebro del feto.

Ese mismo año, un amplio estudio realizado en Suecia mostró que los genes son tan importantes como los factores ambientales como causa del autismo, mientras investigaciones precedentes le otorgaban mucha más importancia.

“Estamos sorprendidos por nuestros resultados, porque no nos esperábamos que los factores ambientales fueran tan importantes en el autismo”, explicó Avi Reichenberg, investigador en el Mount Sinai Seaver Center for Autism Research, en Nueva York.

Mónica Montaño, ingeniera química de profesión, explicó que determinadas infecciones o exposición a ciertas sustancias durante el embarazo pueden provocar malformaciones y alteraciones del desarrollo neuronal del feto que, en el momento del nacimiento, pueden manifestarse con diversas alteraciones como, por ejemplo, trastornos del espectro autista.

Por su parte, el psicólogo anzoatiguense, Carlos Veras, especificó que el trastorno del espectro autista es un padecimiento más común de lo que parece, pues es cinco veces más frecuente que el síndrome de Down y tres veces más habitual que la diabetes juvenil.

Avances en Venezuela
Psicoeducadores ofrecen esparcimiento después de las terapias.
Psicoeducadores ofrecen esparcimiento después de las terapias.

El diputado a la Asamblea Nacional, Julio Montoya, habló sobre la consulta pública del proyecto de Ley del Autismo en Venezuela.

“Muchos me preguntan por qué hacer esto en momentos de inflación, de tantos problemas que tenemos, que el autismo no es la prioridad en el país. Pero de alguna manera nosotros hemos decidido impulsar junto con las asociaciones y fundaciones, este tema que es de gran exclusión en el país y que hay que resolver”, informó Montaya.

Según los estudios que han realizado sobre este tema “de cada 100 nacimientos cinco son con autismo. Esta condición viene en franco crecimiento y Venezuela no está preparada para atender el problema”, acotó el diputado a la AN quien además resaltó que “desde el Apure y hasta Caracas no hay un centro en donde atenderlo”.

Con este proyecto de Ley del Autismo se busca de trabajar para el beneficio de los afectados por esta condición.

“Tenemos varias fases, entre ellas la educativa para eliminar la exclusión y el bulling, incorporar en el pensum del que quiera ser docente el tema del autismo para la integración, al igual que en la formación de policías y bomberos”, dijo.

El diputado resaltó que “en Venezuela no hay espacios públicos, gratuitos muy pocos y todo el trabajo sobre esto se hace en organizaciones privadas. Se eliminaron los centro de atención integral para personas autistas (Caipa), como se está eliminando el tema de la educación especial”.

Atención en Anzoátegui
En fundapsied los padres pueden observar a través de monitores cómo se comportan los niños en las terapias.  A. Misell
En fundapsied los padres pueden observar a través de monitores cómo se comportan los niños en las terapias. A. Misell

En Anzoátegui hay varios centros privados de atención a niños con la condición autista. Fundapsied, ubicada en Lechería, cuenta con un equipo de 30 profesionales con amplia experiencia en intervención psicoeducativa.

Silvia Velasco, directora de la institución, contó que reciben a los pequeños que vienen referidos por neurólogos, gastroenterólogos y pediatras, quienes comienzan a observar ciertas conductas. “Tratamos down, asperger, autismo, déficit de atención e hiperactividad” dijo.

Relató que ofrecen un programa individualizado de terapias para determinar cuántas horas de atención necesitan semanalmente.  “Las terapias se hacen en cubículos de 2×2 y con una sola psicoeducadora para evitar que haya distracción” señaló.

También ofrecen orientación psicológica y nutricional a los padres. “Aquí hay niños que llegan sin hablar y una sola palabra que comiencen a decir ya es un paso”. Para Velasco los niños del espectro autista requieren de una dieta libre de gluten.

“El Análisis  Conductual Aplicado (ABA) es impartido;  por profesionales entrenados; de forma intensiva, organizado y medido, logrando incrementar conductas esperadas en el desarrollo evolutivo de cada niño y disminuir conductas inadecuadas”, finalizó Velasco.

Otras de las opciones para que el niño reciba atención privada están el Centro Terapéutico Integral para el Desarrollo del Individuo  (Centir), Centro Integral de apoyo y mejoramiento  infantil (Ciami), Centro de Especialidades Neurológicas y Lingüísticas (Cenal) y Centro Integral Amigos Especiales, (Ciae), ubicados en la zona norte de la entidad.

En lo público los niños reciben las terapias en el Centro de Rehabilitación Virgen del Valle, El Ipasme, Hospital Luis Razetti, Centro de Atención Integral de Deficiencias Visuales Anzoátegui (Caidva), Escuela Simón Rodríguez, Talleres Laborales, pero los cupos son difíciles de encontrar, debido a la alta demanda.

Naylett Leonett
[email protected]

Publicidad!