Publicidad!

Alarmados quedaron ayer usuarios y trabajadores del terminal de ferrys en Puerto La Cruz, al ver cómo el buque Carmen Ernestina se hundía.

La movilización se hizo de inmediato. Personal la estatal Conferry, bomberos marítimos, Protección Civil, Capitanía de Puertos e Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (Inea) llegaron al lugar para reflotar la nave.

El gerente de flota de Conferry, capitán Carlos Márquez, desmintió que el barco se estuviese hundiendo.

Explicó que el fuerte oleaje que se presentó el pasado fin de semana en costas orientales, ocasionó que una de las capas del navío presentara una fisura y comenzara a filtrarse el agua.

Señaló que este barco tiene poco más de un año amadrinado al buque Rosa Eugenia, ambos separados por una lámina de metal. Esto no genera problemas, siempre y cuando no haya roces, dijo.

 Conferry emitió un comunicado en el que aclara que la embarcación tiene tres años en proceso de desincorporación.

Por segunda vez
El pasado 1º de agosto, una situación similar ocurrió producto de las filtraciones.

Para ese momento, un vocero de la empresa naviera, quien por seguridad no reveló su nombre, comentó que el barco se estaba hundiendo lentamente por la filtración.

Zorymar Medina
[email protected]

 

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!