La inclusión de los lanzadores Donovan Hand, Pedro Rodríguez y Waldis Joaquín le dio profundidad al staff de pitcheo de los aborígenes


Una sustancial mejora en el pitcheo, gracias a las incorporaciones del abridor Donovan Hand y el cerrador Pedro Rodríguez, propiciaron que Caribes de Anzoátegui concluyera la octava semana de acción de la temporada 2016-2017 del béisbol profesional, con récord de cuatro victorias y dos derrotas.

Semejante actuación les valió a los anzoatiguenses ascender del sexto escaño al quinto, en la tabla de clasificación.

La incorporación de Hand (1-0 y 3.95 de efectividad), del relevista Waldis Joaquín (1-0 y 0.00) y de Rodríguez (0-0, 0.00 y 3 salvados) le dio mayor profundidad al staff de lanzadores que dirige el manager Omar López.

Pero los abridores aún tienen materia pendiente. De las cuatro victorias alcanzadas por los aborígenes en el periodo, sólo una la obtuvieron los iniciadores (Hand).

Llegar al quinto episodio o más allá, para darle el testigo al bullpen con posición ventajosa, sigue siendo el ideal que persigue López.

Pero para ello hace falta que el relevo mantenga el control del encuentro. En la pasada semana, frente a Navegantes del Magallanes, el abridor Shane Youman le dio paso al relevo tras siete episodios sin admitir carreras limpias, con ventaja de 5-1, y los filibusteros se impusieron 6-5, con cinco rayitas en el último episodio.

La llegada de Rodríguez entregó la garantía de un cerrojo de postín. En tres oportunidades, Rodríguez salvó tres juegos con tres entradas de labor perfectas.

Pero el conjunto de Puerto La Cruz tiene motivos para ilusionarse. Tras ocho semanas de acción está ubicado con solidez en puesto de clasificación al playoff, con registro de 20-22, a sólo cuatro encuentros de la cima de un torneo muy parejo.

Tras más de la mitad del campeonato jugado, el cuerpo de lanzadores de Caribes tiene efectividad colectiva de 4.40, la tercera peor del circuito, sólo por encima de Leones del Caracas (5.31) y Navegantes del Magallanes (4.71).

Fortaleza: el ataque
La poderosa artillería de los indígenas ha sido su principal fortaleza.

Guiados por los bates de Niuman Romero (.428 con cinco anotadas y seis empujadas en la semana) y Denis Phipps (.409 con tres anotadas y tres empujadas), los portocruzanos siguen como líderes de bateo del torneo en la campaña, con promedio colectivo de .287.

También están en el pináculo de la justa en cuadrangulares (35), anotadas (229), hits (418), empujadas (214), slugging (.427) y OPS (.780).

Con Phipps aspirando a la triple corona (.358, 9Jr y 29Ci), el tórrido bateo de los orientales es la piedra angular de su juego, que aún debe mejorar la defensa; ha cometido 46 errores, la segunda cifra más alta del certamen.

Alfaro Jugador de la Semana

Jorge Alfaro fue electo Jugador de la Semana, casi de manera unánime, tras batear .429 de promedio, con nueve remolcadas, en el período comprendido entre el 21 y el 27 de noviembre.

El receptor, de Tiburones de La Guaira se convirtió en el primer colombiano que obtiene la distinción.

León Aguilar
[email protected]