El Carnaval de El Callao se convirtió este jueves en la quinta práctica cultural venezolana que ingresa a la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial que lleva adelante la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Desde enero a marzo, esta festividad tradicional agrupa hasta unos 3.000 participantes que desfilan por las calles de la localidad disfrazados de personajes históricos o imaginarios al ritmo del calipso”, refiere una nota de la Unesco.

También resalta el traspaso de esta práctica cultural a las nuevas generaciones que se inicia en las familias de El Callao pero también se lleva a cabo en escuelas por cultores de esta tradición.

“En las que los niños adquieren las competencias necesarias para participar en el carnaval, componiendo melodías, tocando instrumentos musicales, cantando, bailando y fabricando máscaras”, agrega la nota.

También han sido reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad otras cuatro prácticas culturales propias del pueblo venezolano:

En 2015 fue incluido en la lista de la Unesco el conocimiento y técnicas tradicionales vinculadas al cultivo y procesamiento de la curagua.

En 2014, La tradición oral Mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral.

En 2013, la parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire y en 2012, los Diablos Danzantes, que tiene once expresiones en distintas regiones del país.

Venezuela también introdujo ante la Unesco, de forma conjunta con el gobierno de Colombia, los cantos de arreo y trabajo de los llanos, pues es una práctica propia de trabajadores del campo de ambas naciones.

Oficial: El Carnaval del Callao ya es #patrimonioinmaterial, ¡Felicidades #Venezuela!

— UNESCO en español (@UNESCO_es) 1 de diciembre de 2016

Redacción