Publicidad!

El mundo pone sus ojos en Venezuela ante posible intervención internacional por defensa de los Derechos Humanos


Las últimas 48 horas han estado sucedidas en los factores políticos y sociales del país, sobre la posible activación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) ante el estado venezolano, luego que la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional, solicitara en meses pasados activar el mecanismo ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Almagro convocó al presidente del Consejo Permanente de la OEA, Juan José Arcuri, a realizar una sesión urgente entre el 10 y 20 de junio de este año.

Desde el Parlamento nacional, los diputados de la bancada opositora han manifestado que la petición es para obtener una respuesta por parte de la comunidad internacionales ante la ruptura del hilo constitucional en Venezuela, motivo por el cual exigen al organismo emitir una resolución que “proteja al pueblo”.

Desde la bancada oficialista, los parlamentarios aseguraron que la delegación ha promovido una intervención de fuerzas extranjeras al país, catalogándolo de “invasión imperial”.

Representantes de los poderes públicos del país han expuesto sus jugadas a favor y en contra de la solicitud, y sus posiciones tras el anuncio del secretario de a OEA.

La petición generó opiniones encontradas por parte de figuras regionales de ambas posiciones. Rechazo y satisfacción es lo que se manifiesta en torno al proceso que una vez más posiciona los ojos del mundo en Venezuela.

La carta

La CDI fue aprobada en septiembre de 2001 en la Asamblea de la OEA con el objetivo principal de fortalecer la institucionalidad democrática.

La iniciativa de redactar un documento que implicara el compromiso de los gobernantes con la democracia se produjo en el contexto del gobierno de Alberto Fujimori.

El documento establece cuáles son los elementos esenciales de la democracia representativa, como el respeto a los Derechos Hmanos, la separación e independencia de los poderes públicos y la libertad de expresión.

Esta es la segunda vez que se planeta la activación de la CDI a Venezuela. La primera vez fue en 2002, durante los hechos de abril en el mandato del expresidente Hugo Chávez Frías.

Tarek William Saab, Defensor del Pueblo. Archivo
Tarek William Saab, Defensor del Pueblo. Archivo

Tarek William Saab, Defensor del Pueblo: Hay que apostar por el diálogo entre venezolanos

El defensor del Pueblo y exgobernador de Anzoátegui, Tarek William Saab, rechazó la intervención de la Organización de Estados Americanos sobre un conflicto interno entre poderes públicos y aseguró que solo el pueblo venezolano puede solicitar la intervención de instancias internacionales, algo que a su parecer, no ha sucedido.
Saab comentó que la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur), organización de la que

Venezuela forma parte, ha convocado un diálogo entre ciudadanos, como la mejor vía para resolver las diferencias.

Criticó las intenciones de Almagro de inmiscuirse en situaciones internas puesto que a su juicio, la aplicación de la medida fue solicitada de manera unilateral por la OEA, incumpliendo lo establecido en el artículo 20, en el que el gobierno debe hacer la petición.

Indicó que con estas pretensiones está en desarrollo un nuevo plan para crear en el país, una desestabilización política que impida el diálogo.

Manuel Ferreira, Abogado defensor de los DD HH. Foto: J. Igualguana
Manuel Ferreira, Abogado defensor de los DD HH. Foto: J. Igualguana

Manuel Ferreira, Abogado defensor de los DD HH: El país necesita una intervención diplomática

El abogado y defensor de los Derechos Humanos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD. Manuel Ferreira, fijó su posición al destacar la necesidad de la implementación de la CDI “porque ya el Gobierno venezolano ha demostrado en distintas actuaciones que se cree estar por encima de la constitución nacional”.

Ferreira comentó que estas acciones demuestran la ruptura del hilo constitucional, y mencionó que cuando esto ocurre, se violan los derechos de los ciudadanos de acceder a lo que la Ley les concede.

“La CDI busca que los países interfieran en un diálogo eficaz, donde se retomen los valores democráticos en Venezuela, porque se han intentado dentro del país un sinfín de opciones desde la Asamblea, pero todo lo hecho el TSJ lo revoca, y a estas alturas es necesaria la intervención diplomática de la OEA”, resaltó.

Indicó que la CDI no contempla la intervención de fuerzas extranjeras, sino que se considere al Gobierno de Venezuela un Estado forajido.

Beatriz Marcano. Presidenta Hidrocaribe. Foto: José Manuel Abreu
Beatriz Marcano. Presidenta Hidrocaribe. Foto: José Manuel Abreu

Beatriz Marcano, Presidenta de Hidrocaribe: “Rechazamos injerencia en Venezuela”

Para la presidenta de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe), Beatriz Marcano, la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en Venezuela resulta un acto de abuso de poder.

Para Marcano, el secretario de la Organización de estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solo busca arremeter y acorralar al gobierno venezolano.
“Este es un gobierno democrático que fue de elección pública por la mayoría de los venezolanos y al cual nosotros respaldamos total y absolutamente”, indicó.

La directiva al igual que el frente de trabajadores de la empresa hídrica, ratificó su apoyo absoluto al presidente de la República, Nicolás Maduro.

La funcionaria hizo hincapié en que uno de los argumentos por los cuales se solicita la Carta Democrática hace referencia a la prestación del servicio de agua.

En tal sentido, aseguró que nunca han dejado de recibir los químicos para el tratamiento del líquido y no han dejado de cumplir con las comunidades.

Tirso González, Secretario General UNT. Foto: Alejandra Upamo
Tirso González, Secretario General UNT. Foto: Alejandra Upamo

Tirso González, Secretario Gral. UNT Barcelona: La CDI debe frenar el control del Ejecutivo sobre otros poderes

El secretario general de Un Nuevo Tiempo en Barcelona (UNT), Tirso González, manifestó su beneplacito tras la manifestación de Almagro de revisar la situacón de Venezuela a nivel internaicnal y aseguró que con la activación de la CDI, la OEA lo que busca es que garantizar el derecho a los venezolanos y que se preserve la democracia.

Expresó que se persigue que en el Gobeirno de Venezuela deje de controlar monolíticamente las instituciones del estado, y se continue atropellando a los ciudadanos.

“La CDI no quiere decir que nos van a quitar el país, lo que constituye es que una comisión delegada del seno de la OEA se instale en Venezuela para garantizar que se respete la constitución y que los instituciones respeten los ciudadanos “, dijo.

Según González, “el Gobierno esta negado aplicar la constitución, porque resulta que el referndo revocatorio es un derecho constitucional, y eso al Ejecutivo representa un riesgo para su permanencia en el poder”.

Z. Medina/Y. González
redacció[email protected]

Redacción El Norte
Publicidad!