El presidente regional del Colegio de Médicos señaló que el déficit de especialistas y de insumos es la principal causa de la mora


La deuda quirúrgica en la red de salud pública de la entidad insular se acerca a los 20.000 pacientes que en los últimos años esperan ser intervenidos tanto en el hospital Luis Ortega, como en los hospitales tipo I en la región.

José Antonio Narváez, presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta, atribuyó la mora, a la poca capacidad de respuesta que tiene el hospital central por el cierre de los quirófanos en los ambulatorios.

Especificó que el área quirúrgica del hospital Agustín Hernández en Juangriego, lleva más de tres años fuera de servicio, por falta de aires acondicionados e insumos médicos.

Similar situación presentan los ambulatorios tipo I, Manuel Antonio Narváez, de La Asunción y el Armando Mata Sánchez, de Punta de Piedra, donde el panorama se complica por falta de especialistas.

Detalló que la deuda quirúrgica en el hospital de Porlamar, ronda los 10.000 pacientes mientras que una cantidad similar, espera intervenciones en la red ambulatoria.
Narváez insistió en que el cierre técnico conduce al colapso en el hospital Luis Ortega, concebido como un centro de referencia para patologías de mayor complejidad.

Aseguró que los niveles en la capacidad de atención en el sistema regional en los ambulatorios ha disminuido a niveles nunca vistos, sin que nada haga entrever una recuperación a corto y mediano plazo.

“Mientras no se resuelva la situación de desabastecimiento en la red ambulatoria, será imposible descongestionar el hospital Luis Ortega, también con muchas carencias por la sobresaturación de pacientes”, insistió Narváez.

El presidente del gremio médico insular catalogó como una inspección irreal, la supervisión realizada por jefes de los organismos castrenses acantonados en Margarita, a los depósitos de medicamentos del hospital Luis Ortega, como parte de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

Política frena inauguración

El presidente del Colegio de Médicos insular, José Antonio Narváez, lamentó que por divergencias políticas entre las supuestas fracciones políticas que manejan al gobierno central, se haya imposibilitado la inauguración de la nueva área de emergencia del hospital Luis Ortega, anunciada desde hace más de dos semanas.

Decxy Guédez
[email protected]