Cervezas, tréboles, fiestas y mucho verde cada 17 de marzo: así es el Día de San Patricio, una celebración irlandesa con gran significado religioso.
Esta fecha conmemora la muerte de Patricio de Irlanda, un misionero cristiano que llegó al país para “evangelizarlo” y permaneció ahí hasta su muerte el 17 de marzo del año 461. Así se convirtió en el santo patrón de la nación.
Según reseña la web MuyHistoria.es, piratas irlandeses aprisionaron a Patricio a la edad de 16 años y lo vendieron como esclavo. Pasó seis años en Irlanda, donde aprendió a hablar el idioma celta. En un acto de fuga se marchó a Francia donde se preparó para la vida monástica, y se ordenó sacerdote.
El Príncipe William y su esposa, Duque de Cambridge y su esposa, Catherine, Duquesa de Cambridge, visitan a la Guardia Irlandese en at Cavalry Barrack, al este de Londres durante la celebración de San Patricio. AFP
A los 46 años de edad decidió volver a Irlanda para evangelizar a sus habitantes. Y allí permaneció casi tres décadas, hasta su muerte.
Cuenta una tradición cristiana que Patricio explicaba el misterio de la Santísima Trinidad usando un trébol de tres hojas. Por eso ese día se ha instaurado como costumbre llevar un trébol en la celebración de su festividad.

Celebración

Actualmente no es una celebración estrictamente religiosa, al menos no para los irlandeses.
Se ha convertido en una tradición de orgullo nacional, representativa de las costumbres irlandesas y su bandera.
Durante estos días de celebración abunda la cerveza, el color verde, los tréboles, duendes, música y mucha algarabía.
Celebración de San Patricio. Cortesía
La festividad se ha expandido a países como Estados Unidos. De hecho, el desfile del Día de San Patricio más grande del mundo, no se realiza en Irlanda sino en Nueva York.

Redacción web
[email protected]