E n la reciente elección, los norteamericanos se vieron en una encrucijada, manifestando muchos que no sabían quién era peor, si Clinton o Trump.

Los medios de comunicación sí estaban claros, se cuadraron de frente con Hillary Clinton, hasta tal punto que el día de las elecciones, luego que comenzaron a dar los primeros sondeos, CNN dio un pase al comando de campaña de Clinton, donde manifestaban que todo era alegría, al rato hicieron un pase al comando de Trump y el propio periodista de CNN manifestó que todo estaba en silencio absoluto y con muy pocas personas en el comando; efectivamente donde enfocaron la cámara se podía observar eso, además dijo el periodista, que acababa de salir un representante del comando de campaña de Trump, muy cercano a este y manifestó “que solo un milagro daría un triunfo a Trump”.

Indignado y muerto de la calentera, no porque simpatizara con ninguno de los candidatos, sino porque consideraba inaudito que esa información fuera cierta, se lo comenté a un grupo de amigos con quienes estaba, que eso era una vil manipulación, que cómo era posible que un medio internacional, en pleno proceso de elección manifestara tal cosa.

Luego no me quise despegar del televisor, siguiendo los acontecimientos, analistas iban y analistas venían, la mayoría afectos a Clinton y otros del partido Republicano que se fueron con una opción distinta a Trump, donde todos daban por descontado el triunfo de Clinton.

Al final pudimos escuchar lo que tildaron de “batacazo”, Trump triunfó hasta en estados con mayoría latina; por ello vemos que lo que pasa en Venezuela es solo un reflejo e instrucciones del gobierno y la alta oligarquía norteamericana, que a cuenta de billete, poder y manipulación tratan de torcer la voluntad de los pueblos y someterlos a sus designios.

Donald Trump fue comparado con el expresidente Hugo Chávez, en un video de campaña del Partido Demócrata, donde se presentan imágenes de Trump en distintos discursos de campaña, con imágenes de Chávez en un discurso de 2006 y al expresidente Vicente Fox, quien compara a Trump con Fidel Castro, Benito Mussolini y Adolf Hitler, al asegurar que Trump “trae un gen totalmente autoritario”.

El hecho fue que la imagen de Chávez lejos de perjudicar a Trump lo ayudó, incentivando a los indecisos y a los más necesitados a buscar un cambio.

Creo que muchos respiraron con este triunfo, porque en Rusia se hablaba de una Tercera Guerra Mundial si ganaba Clinton, pero apenas se anunció el triunfo de Trump se dio a conocer una gran empatía entre el mandatario ruso y este; situación que nos llena de esperanza en que pueda haber paz en el mundo.

Tomado de aporrea.com

Reinaldo Silva