Publicidad!

China lanzó la mañana de ayer al espacio su primera nave de aprovisionamiento, como parte de sus ambiciosos planes para construir una estación permanente de aquí a 2022.

La nave, bautizada Tianzhu-1 (“Barco celeste”) fue propulsada mediante el cohete Larga Marcha 7, que despegó del centro de lanzamiento de Hainan (sur).

Tianzhu-1 es la primera nave de carga diseñada en China. Su objetivo es acoplarse al laboratorio espacial chino Tiangong-2 (“Palacio celeste”), que se encuentra en órbita desde septiembre pasado.

Publicidad!