Publicidad!

El Gobierno de China ratificó su petición a Estados Unidos y a Corea del Sur para que abandonen su plan de despliegue del escudo antimisiles THAAD en territorio surcoreano, solicitud que se realiza el mismo día en el que se anunció el nuevo emplazamiento elegido para su instalación.

“Exigimos a Estados Unidos y a Corea del Sur que contribuyan mejor a la paz y la estabilidad en la península de Corea. Tomen en serio la preocupación de los países en la región, incluida China, e inmediatamente cancelen la instalación”, destacó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuai.

La fuente oficial subrayó que el THAAD no conseguirá la desnuclearización de la península ni mantendrá la paz y la estabilidad en ella, sino que será un duro golpe a los intereses estratégicos de los países de la región.

Oposición
Seúl anunció este viernes que el escudo antimisiles estadounidense se instalará en un campo de golf, una zona más remota que la designada originalmente, cuyos habitantes habían protestado por el proyecto.

El THAAD busca garantizar un sistema de defensa seguro para interceptar proyectiles de Corea del Norte como respuesta a los progresos en armas nucleares y misiles mostrados por el régimen de Kim Jong-un, pero países como China o Rusia lo consideran también una amenaza a sus propios sistemas de defensa.

Redacción
[email protected]

Publicidad!