Publicidad!

Autoridades reconocieron incidencia delictiva en estas carreteras. Sin embargo, señalaron que más de 200 funcionarios de la GNB mantienen despliegues en las zonas de mayor robo a usuarios


En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; amén”. Tras persignarse con mucho fervor por tres veces seguidas, el chofer Pedro Reyes enciende su vehículo a las 4:00 de la mañana.

Su rutina es la misma desde hace más de dos décadas: recoger pasajeros en el terminal terrestre de Puerto La Cruz con destino a la ciudad de Cumaná. Sin embargo, aseguró que, desde hace varios años, no sale sin encenderle una vela a sus santos para que lo cuiden del mayor enemigo vial: la inseguridad.

Al igual que este portocruzano, las personas que atraviesan constantemente las troncales 9 (Boca de Uchire-Guanta) 16 (Peaje de Mesones, Barcelona-El Tigre, Soledad), 13 (Kilómetro 52, Monagas-San Mateo, Anaco); así como troncal 14 (Crucero de Santa Fe-Onoto), 11 (Clarines-Valle Guanape) y 15 (El Tigre-Pariaguán); deben encomendarse a todos los santos para llegar con bien a su destino.

“La delincuencia está desatada en las vías nacionales y los robos a los carritos por puesto es la constante. Semanalmente me atrevo a decir que entre siete y 12 actos delictivos se consuman en las troncales solo a nuestros compañeros de líneas, pero no denunciamos porque nadie hace nada”, sentenció el chofer Luis Jiménez.

A toda hora
En ocasiones, ni las oraciones ni el aura espiritual logra impedir que un arma se pose en la sien de un conductor para despojarlo de sus pertenencias.

El miembro de la Asociación de Propietarios de Líneas de Autobuses del terminal de Puerto La Cruz, Diego Domínguez aseguró que, aproximadamente, cuatro robos se cometen cada siete días a los trabajadores del volante que parten con destino a otros estados como Caracas o Carabobo.

Profundizó en que, hace semanas, a un compañero de faena lo apuntaron y a los pasajeros les quitaron los objetos de valor que traían.

El hecho se registró en el tramo entre las poblaciones Clarines y Puerto Píritu.

“En temporada alta la cosa se pone peor por la gran cantidad de personas que transitan por estas vías. Me atrevo a decir que los hechos vandálicos se incrementan en un 100% por encima de la cifra existente en temporada regular”, alertó Domínguez.

El presidente de la Fundación de Desarrollo Sostenido del Municipio Sotillo (Fundeso) Darwin Álvarez, reconoció que durante el primer trimestre del año en curso, se registró un robo a uno de los choferes que hacen vida en las instalaciones del terminal de Sotillo.

Sin embargo, señaló que funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Municipal de Sotillo (Polisotillo), realizan un chequeo corporal a los usuarios antes de arribar a las unidades de transporte.

“El problema del robo en las carreteras es complejo. La razón principal es que los choferes también recogen en la vía a pasajeros y allí nosotros no tenemos control ni nos hacemos responsables. Ellos deberían dejar de hacer eso para evitar más incidencias delictivas”, afirmó.

La autoridad del terminal añadió que los trabajadores del volante continúan viajando en horas nocturnas. Puntualizó en que la última salida se ejecuta entre las 10:30 pm y 11:00 de la noche.

Varios implementos
Con palos ardiendo y atravesados en el pavimento, cauchos, piedras y miguelitos -tubos con pedazos de cabillas afiladas cuyo objetivo es romper llantas-, los maleantes colocan trabas en las vías para conseguir lo que quieren: que los vehículos se paren para robar a los choferes y pasajeros sus pertenencias.

Usuarios denunciaron que la falta de iluminación en estas zonas es lo que acelera la delincuencia en la entidad.

Esa misma situación la alertó en febrero pasado el presidente del Colegio de Ingenieros en Venezuela, Enzo Betancourt.

En esa ocasión, señaló en que entre el 70% y el 80% de la vialidad en general -en gran medida zona centro norte del país-, la iluminación y demarcación del pavimento era inexistente.

“La capa de rodamiento tanto en vías principales como en puentes, falla en más de un 80%. La preocupación es grande, sobre todo para las carreteras del oriente ya que son el destino por excelencia de turistas”, informó.

Con Dios y “Vallita” se monta el ama de casa Adyeris Sánchez en una unidad de transporte cada vez que va a viajar. La dama señaló que no se traslada de noche por esas vías debido a la peligrosidad latente en cada tramo.

Esa misma situación la planteó el comerciante Rubén Aguirre. El hombre indicó que cuando decide irse de viaje y va solo, abre marcha en horas diurnas (de 6:00 am a 6:00 pm).

Sin embargo, señaló que cuando sabe que lo agarrará “la noche en carretera”, prefiere irse en caravana con conocidos.

“Si hay un movimiento extraño en la carretera no miro lo que está pasando. Simplemente me persigno, piso el acelerador y que sea lo que Dios quiera”, relató.

En despliegue
El jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) de la región oriental, Félix Manrique, informó que los tramos donde existe más inseguridad son en Los Potocos-Píritu y Kilómetro 90-Cantaura.

Sin embargo, indicó que más de 200 funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en conjunto con la PNB y la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui), se mantienen en despliegue constante, en gran medida, en las troncales 9 y 16.

“En la troncal 9 tenemos dispuestos cinco puntos de control en los sectores Playa Pintada, San Juan de Unare, Clarines, Los Potocos y Cumbre (conexión con Sucre); mientras que en la troncal 16, tenemos cuatro puntos de control específicamente en Mesones, Kilómetro 90, Kilómetro 102 y La Viuda”, explicó.

El presidente de la Asociación de Choferes de Carga Pesada en Venezuela, Jorge Hernández, reconoció que los índices delictivos han bajado un poco gracias al patrullaje que mantiene la GNB.

Refirió que durante esta misma fecha en 2016, la cantidad de robos mensuales a gandoleros era de entre 40 y 50; sin embargo, señaló que esa cifra descendió a entre 15 y 20 en este año.

“Pero el problema persiste. Ya los antisociales no miran si es un camión de verduras o de electrodomésticos. Ellos (los maleantes) los roban por igual. Uno de los puntos álgidos son los tramos de Puerto Píritu-Clarines, Puerto La Cruz-Cumaná, La Viuda-Puerto Ordaz y la zona de El Guapo en el estado Miranda”, recalcó.

El presidente de los gandoleros señaló que optaron por viajar en grupo de 6:00 de la mañana a 6:00 de la tarde porque si agarran a un chofer solo y estacionado “lo dejan hasta sin el vehículo pesado”.

Consejos
El jefe de la Zodi en la región oriental, Félix Manrique, promovió a la comunidad a que cuando viaje, equipe de combustible el vehículo al comienzo del trayecto y no se pare en la vía.

Recomendó mantener registrado en su teléfono móvil los números de los cuadrantes de paz y del sistema de atención al usuario Ven911 para reportar cualquier eventualidad.

“Nosotros, ya le hemos colocado dispositivos digitales a las unidades patrulleras como GPS y sistema de cámaras externas e internas para mayor confianza de la ciudadanía”, agrego.

El presidente del Colegio de Ingenieros en Venezuela, Enzo Betancourt aconsejó a choferes evitar transitar por las vías nacionales de 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana.
“En la noche hay muchos tramos oscuros y eso trae como consecuencia complicaciones y más delincuencia”, profundizó.

 

Patricia Aponte
[email protected]

Publicidad!