Publicidad!

El Cicpc capturó a una mujer que fue cómplice en el asesinato de un recién nacido en agosto.
Lezmy Karelys Herrera Cordero, de 46 años años de edad, actuó junto con Jessica Chiquinquirá Espina, la madre del bebé, para lanzarlo a un pozo séptico, reseñó Panorama.

El motivo habría sido que la madre no quería que su pareja se enterara del embarazo, debido a que era producto de una relación extramarital.

Cuando fue aprehendida, Herrera, una de las “matabebés”, no puso resistencia a la autoridad. Fue detenida en el sector El Uveral, calle El Curricán, Villa Los Médanos, de la parroquia San Rafael de El Moján. Actualmente está recluida en los calabozos del Cicpc.

Funcionaruios se encuentran realizando las insve4stigaciones pertinentes del caso.

Publicidad!