La comunidad árabe de Monagas se declaró consternada este miércoles por el asesinato de Natalio Koufatty (26) el mismo día de su secuestro el pasado 23 de noviembre. Considera que hace falta redoblar los esfuerzos gubernamentales para disminuir los índices delictivos en este estado oriental.

Aumentar la seguridad, que pasa por mejorar el sistema de patrullaje y el sistema de inteligencia, evitará que actos como el ocurrido en contra de Koufatty, quien deja a un bebé de un mes de nacido huérfano, se repita no solo en la colonia árabe sino en la italiana, asiática y española, entre otras, que hacen vida desde hace más de 50 años en Maturín.

Así lo sostuvo el presidente del Club Árabe, Naim Chabaouk, durante una rueda de prensa en la que anunciaron la decisión de no trabajar este jueves para, en primera instancia, protestar ante el aumento de la inseguridad y para enviar un mensaje sobre lo cansados que están de los atracos, homicidios y secuestros.

Se trata de 500 comercios los que no abrirán sus puertas este jueves, el equivalente a 50% de las tiendas que existen en el centro de la capital monaguense, según cifras del presidente de la Cámara de Comercios de Monagas, Román Ferro, quien detalló que, en su mayoría, las empresas están ubicadas en las avenidas Juncal y Bolívar; además de las calles Monagas y Azcúe, donde se concentra la actividad comercial de Maturín.

La medida, que es la cuarta que se toma en 10 años, fue decidida la noche del martes en una asamblea de emergencia realizada en el Club Árabe, donde participaron más de 300 personas y 99% de ellas, estuvo de acuerdo con no prestar servicio por un día.

Hace cinco meses la comunidad asiática tomó esta medida luego de que fuera asesinado un miembro de esta comunidad en Punta de Mata, municipio Ezequiel Zamora, ubicada en la zona oeste del estado.

Lejos de vulnerar el derecho al derecho a la libre compra o generar un clima de caos en la ciudad, la colonia árabe quiere unirse al luto de la familia Koufatty quien decidió enterrar al muchacho este jueves. Con ello, Chabouk desestimó la versión policial que este martes dio cuenta que el joven habría sido enterrado la noche de este 29 de noviembre.

“Tenemos entendido que algunos liceos privado, como el Fermín Toro, quieren sumarse a la medida por tratarse de un exalumno”, agregó por su parte el asesor jurídico del Club Árabe, Andrés Mosqueda.

Sobre estadísticas delictivas en contra del sector comercio, Ferro indicó no manejarlas porque son pocos los empresarios que se atreven a denunciar. Criticó el hecho de que en el suceso estén implicados funcionarios dePolimaturín, un cuerpo de seguridad que en enero de 2017 cumplirá dos años intervenida.

“La delincuencia no es un tema empresarial sino también de la sociedad civil. Nosotros también estamos hartos de la delincuencia y esta no es más que una protesta silenciosa con la que esperamos dejar un mensaje a las autoridades gubernamentales”, refirió.

La inseguridad en el centro ha obligado a los comerciantes a disminuir las horas de trabajo y ahora, en lugar de cerrar a las 7:00 de la noche, como era costumbre, ahora lo hacen a las 5:00 de la tarde. Los fines de semana la actividad comercial es nula.

Los detenidos

La gobernadora de Monagas, Yelitza Santaella, se pronunció sobre el caso Koufatty y no descartó que haya más de seis personas las implicadas en el homicidio, que calificó como lamentable.

Santaella aprovechó para aclarar que no hubo participación de reclusos de Puente Ayala y que solo hay un funcionario de Polimaturín detenido. Todos los implicados fueron arrestados el viernes 25 de noviembre. El albañil, identificado como Richard José Freites Caraballo (40), fue capturado en el peaje de El Tejero, municipio Ezequiel Zamora, cuando regresaba de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui.

El resto de los detenidos son: Ángel Gabriel Rodríguez Contreras (30), funcionario activo de la Policía local; Zurimar del Valle Bermúdez Silva (30), Margot del Valle Contreras Márquez (39), Reysber Stayler González Contreras (26) y Luis Miguel Prieto Alcalá (29).

La mandataria regional pidió a las autoridades judiciales aplicar todo el peso de la ley contra de las personas implicadas y, al mismo tiempo, confianza en la actuación policial, porque se está haciendo el trabajo en las calles. Resaltó que en cuatro semanas ha arrestado a 613 delincuentes y desarticulado 47 bandas.

 

Con información de El Pitazo