Publicidad!

El Gobierno de Emiratos Árabes Unidos (EAU) confirmó este miércoles que cinco de sus diplomáticos murieron en un atentado perpetrado el día anterior en la residencia del gobernador de la provincia afgana de Kandahar, durante un encuentro con una delegación de representantes emiratíes, en el que murieron 11 persona.

Los cinco diplomáticos fallecidos estaban destinados en una misión que trabajaba en proyectos de desarrollo, humanitarios y educativos en Afganistán, informó el Ministerio de Exteriores emiratí en un comunicado recogido por la agencia oficial, WAM.

El presidente emiratí, el jeque Jalifa bin Zayed al Nahyan, decretó tres días de luto oficial en honor a los “mártires que dieron sus vidas en defensa de causas humanitarias”.

“No hay justificación humana, moral o religiosa para el atentado y el asesinato de la gente que intentaba ayudar” a otras personas, indicó en Twitter el gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, primer ministro y vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos.

El mismo martes Afganistán sufrió varios atentados en tres ciudades – Kabul, Lashkar Gah y Kandahar– que causaron cerca de medio centenar de muertos y decenas de heridos.

El ataque se produjo además después del doble atentado suicida en las inmediaciones del Parlamento afgano en Kabul, que causó al menos 30 muertos y 80 heridos, cuya autoría se atribuyeron los talibanes.

Agencias

Publicidad!