Deportivo Táchira derrotó 1-0 a Deportivo Lara en el partido de vuelta de la Semifinal B de Copa Oro y se anotó para enfrentar mañana -sin descanso- a Ciudad Vinotinto en el primer duelo de la final, en Lechería.

Jeizon Ramírez sentenció el partido en Cabudare con gol al minuto 90+3 y canjeó el billete a la final para los aurinegros, con un resultado global 3-1.

Entretanto, el equipo morreño espera tranquilamente en Anzoátegui el encuentro pautado para el sábado a la 1:00 de la tarde.

“Estamos muy motivados y enfocados de cara a la gran final. El equipo ha estado muy bien desde el Torneo Adecuación”, expresó el mediocampista Massimo D’Amico.

Los ciudadanos tienen la posibilidad de aprovechar el desgaste que le generó el partido de vuelta al Táchira para dar un buen golpe en la primera contienda.

“Estamos enfocándonos en trabajos específicos y defensa, para asegurarnos de que todas las líneas del grupo estén bien y poder regresarnos con la copa”, sentenció D’Amico.

Carlos Guipe/ECS
[email protected]