El director de Salud Pública en Anzoátegui, doctor Stalin Fuentes, informó sobre la implementación de puntos de verificación en la parroquia Naricual del municipio Simón Bolívar, que permitan corroborar que quienes entran y salen de la zona hayan sido vacunados contra la difteria, tras el primer caso confirmado en la comunidad de Aragüita.

Indicó que estos puntos de control de salud también serán implementados en las carreteras que dan acceso desde el estado Bolívar hasta Anzoátegui.

Fuentes sostuvo que desde hace 10 días se instaló un cerco epidemiológico en la parroquia Naricual, para garantizar que todos los habitantes en esa zona sean vacunados con toxoide diftérico.

El director de Salud Pública detalló que desde entonces se han aplicado un total de 5.024 dosis, lo que catalogó como una jornada exitosa, puesto que según los censos poblacionales, en esa parroquia habitan poco más de 3.000 personas.

Resaltó que a diario se despliegan 60 personas de Salud Pública, Epidemiología y Desarrollo Social para garantizar la colocación de vacunas y el descarte de nuevos casos.

Destacó que la evolución de la menor de tres años, que fue confirmado positivo con difteria la semana pasada, ha sido satisfactoria, aunque continúa recibiendo tratamiento.

Fuentes comentó que siguen descartando hipótesis en cuanto a cómo la niña contrajo la enfermedad. Sin embargo, señaló que las precarias condiciones en las que habita su familia pudieron ser el detonante de la enfermedad, tomando en cuenta que a su corta edad no cuenta con el esquema de vacunación completo, haciéndose aún más vulnerable a la afección.

El galeno expresó que hasta el momento no se han registrado nuevos casos sospechosos de difteria en la parroquia Naricual ni en otras zonas de la entidad oriental.

Yosemarys González
[email protected]